Isaac Ibáñez García: El procedimiento de infracción del Derecho de la Unión Europea (artículo científico)

Publicamos en el post de hoy una valiosa contribución de don Isaac Ibáñez García, Abogado sobre “El procedimiento de infracción del Derecho de la Unión Europea”.

Muchas gracias, querido Isaac por esta interesante aportación.

Pedro Herrera

Artículo científico – Álvaro del Blanco García “Álvaro del Blanco García, Propuestas de mejora en la evaluación de los beneficios fiscales en España”.

En el post de hoy publicamos un valioso artículo científico de don Álvaro del Blanco García: Propuestas de mejora en la evaluación de los beneficios fiscales en España
Muchas gracias al autor por esta relevante aportación.

J.A. Rozas Valdés: Fiscalidad de la Energía y Ayudas de Estado

Nota: la obra a la que se refiere este post se presentará el día 6 de junio a las 19 horas en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación (se adjunta el programa).

Marta Villar Ezcurra ha culminado con una extraordinaria obra colectiva publicada, en inglés, por Aranzadi (State Aids, Taxation and the Energy Sector) (https://www.thomsonreuters.es/es/tienda/pdp/ebook_-_proview.html?pid=10008093)  un más que relevante proyecto de investigación, financiado por la Comisión europea, que ha pilotado desde el Instituto de Estudios Europeos de la Universidad CEU San Pablo, con la ayuda inestimable en el mismo del Coordinador del Centro de Políticas de Competencia, Jerónimo Maillo, y el apoyo logístico constante de Javier Porras.

Me pide que le ayude a darlo a conocer, lo que hago con mucho gusto, en ejercicio de esa noble actividad que en los proyectos europeos de investigación se llama dissemination strategy y que exige de los investigadores, con el natural propósito de que su trabajo traspase los umbrales de las bibliotecas universitarias –de lo que la Comisión europea llama el valle de la muerte- que se preocupen por difundir y transferir en lo posible sus resultados. La tan cacareada “transferencia del conocimiento”, que cuesta tanto de hacer entender a propios y extraños.

Esto me exige hablar bien de un proyecto del que he formado parte y practicar lo que en las viejas oposiciones a Cátedras se llamaba el ejercicio del “mecahis-qué-guapo-soy”, el de exposición de los propios méritos académicos. Procedo, con toda inmodestia, salvaguardado en que el mérito de lo ocurrido es principalmente de Marta a quien el resto nos hemos limitado a tratar de seguir con entusiasmo.

Lo más original de este proyecto, y aún insólito en nuestras latitudes científicas –el mundo jurídico hispano- ha sido la perspectiva adoptada, el método de trabajo y la preocupación constante por el objetivo que se perseguía.

En cuanto a la perspectiva, pese a que uno de los mantras de la prédica oficial en materia de investigación (de I+D, que resulta más moderno) es la interdisciplinariedad o multidisciplinariedad en los enfoques, sigue siendo más bien poco lo que se hace en tal sentido. Seguimos estabulados por sectores autorreferenciales con sus particulares cauces de comunicación, estudiando en comandita los fenómenos desde las estrechas categorías de “gueto académico” en las que nos sentimos cómodos. ¿Imaginan a un Catedrático de Derecho penal en una tesis sobre delito fiscal dirigida por un Catedrático de Derecho financiero y tributario o viceversa? Pues eso, que ni en lo más sencillo somos capaces de respirar aire ajeno a nuestros particulares, y viciados, microclimas, no digamos ya nada si tratamos de dialogar con economistas, sociólogos o politólogos.

Pues bien, aunque por razones obvias en este proyecto ha habido una preminencia de estudiosos del Derecho tributario, lo cierto y verdad es que en su desarrollo han participado, y de forma bien activa, especialistas en el Derecho de la competencia, en el Derecho administrativo económico, en Derecho de la Unión europea y en Economía ambiental. Ni que decir tiene que la perspectiva internacional ha sido el corazón del mismo: han participado 30 investigadores de bien distintas universidades y centros de investigación europeos con alguna participación americana y asiática . Se podría citar a muchos, pero me dejaría otros tantos, y no tendría sentido el hacerlo pues lo suyo es que quien lea estas líneas se sumerja en el libro. Pero sí quiero destacar un nombre, por su relevancia y por su ejemplaridad en cómo se ha implicado y trabajado en el proyecto. Janet E. Milne es una académica de referencia en la materia y una de las columnas del Congreso anual, Global Environmental Taxation Conference (http://www.rug.nl/research/globalisation-studies-groningen/conferences/gcet17/?lang=en) que desde el comienzo del presente siglo viene reuniendo anualmente, a lo largo de todo el globo terráqueo, a lo más granado de los scholars, en terminología anglosajona, que desde distintas perspectivas nos interesamos por los temas de fiscalidad ambiental. Pues bien, Janet ha seguido el proyecto con una dedicación y una disponibilidad que, francamente, es difícil de encontrar en la vieja Europa. Se conectaba puntualmente a todos los seminarios que lo han jalonado y participaba siempre en la discusión activa de los trabajos que se presentaban. Un verdadero lujo y un ejemplo a seguir.

El método de trabajo ha constituido una segunda peculiaridad ajena a los usos habituales y que ha logrado un nivel de diálogo y confrontación verdaderamente enriquecedor. Desde una primera planificación –muy meditada y congruente- el proyecto se estructuró en distintos equipos que trabajaban desagregadamente hasta presentar sus primeros resultados en un documento que se discutía en régimen de seminario, y cuyos resultados se han ido publicando en la colección de Política de la Competencia del Instituto de Estudios Europeos de la CEU San Pablo (http://www.idee.ceu.es/publicaciones/documentos-de-trabajo/category/serie-politica-de-la-competencia).

Todo el trabajo ha desembocado en dos Congresos internacionales que han dado forma a dos libros. El primero ya editado por la propia Marta, junto con Pasquale Pistone, en 2016 (Energy Taxation, Environmental Protection and State Aids, IBFD) y el segundo el que acaba de editar Aranzadi.

Tratándose de un fenómeno de dimensión global en el que confluyen la Política, el Derecho y la Economía -con aristas en las que se entrecruzan la delimitación de un sistema energético seguro, sostenible, eficiente y competitivo con el despliegue de medidas tributarias- el único modo de conseguir salir airoso era, justamente, procurando un diálogo científico interdisciplinar e internacional. No era nada fácil, y Marta lo ha conseguido. A la vista está.

En un post no tiene sentido tratar de hacer un resumen ejecutivo del libro. Sí merece la pena hacer hincapié en algo en lo que la investigadora principal del proyecto insistía continuamente. No es una conjunción de trabajos variopintos en torno a cuestiones tributarias, energéticas y medioambientales. Todo ha obedecido a un objetivo bien preciso, que justificó la financiación del proyecto. Llevar a cabo un análisis exhaustivo y en profundidad de los retos a los que se enfrenta la política energética europea, Energy Sector, en el cruce de caminos ante el que se enfrenta como consecuencia de las tensiones que sobre la misma proyectan la política de libre competencia por una parte, State Aids, y las políticas tributarias, Taxation. Las tres dimensiones –que encabezan el título del libro- se tratan de forma armónica y congruente, en todos sus perfiles y dimensiones, a lo largo de toda la obra. Y en inglés, para que se pueda incidir allí donde estas cuestiones se ventilan. Ahora sólo falta que lo consulten en el Ministerio de Hacienda y en el de Economía.

Un último apunte. El libro no tendrá incidencia en el Social Sciences Citation Index ni en el racking de Shangai –ciudad bien conocida por su inveterada tradición académica- ni en los que últimamente se elaboran en España, que es lo que por lo visto determina qué se entiende por buenhacer en el mundo universitario. ¡Qué le vamos a hacer! Pero ya les digo yo que es canela en rama.

Curso de verano UAM-IEF: Transparencia y buen gobierno

Queridos amigos: comparto con vosotros esta interesante información, que me ha facilitado Álvaro del Blanco (IEF) sobre el Curso de Verano de la UAM (organizado con la colaboración del IEF) “Transparencia y buen Gobierno: retos y propuestas para el sector público español”.

Tendrá lugar del 13 a 14 de julio en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UAM.
Acompaño enlaces al programa y al formulario de inscripción.
Feliz Pascua y un abrazo,
Pedro Herrera

Vídeo y PDF Felipe Alonso “Casación Tributaria” (Seminario ECJ)

El pasado jueves 6 de abril, se celebró en la Facultad de Derecho de la UNED el Seminario ECJ “El nuevo recurso de casación en materia tributaria”. Presidió la sesión el Prof. Dr. D. José Manuel Tejerizo López, Catedrático emérito de la UNED y actuó como ponente el Prof. Dr. D. Felipe Alonso Murillo, Catedrático acreditado y Letrado Coordinador del Tribunal Supremo.

Ofrecemos ahora el vídeo íntegro de la jornada, incluyendo el coloquio, así como la excelente presentación preparada por don Felipe Alonso.

Enlace al Vídeo

Presentación en PDF

Muchas gracias por vuestro interés y os esperamos en el próximo seminario.

Pedro Herrera

Nuevas vídeoclases sobre eficacia, interpretación y aplicación de las normas tributarias

Queridos amigos:

Os ofrecemos, con carácter experimental, dos nuevas vídeoclases que hemos preparado el Profesor Isidoro Martín Dégano y yo mismo, relativas a la eficacia, interpretación y aplicación de las normas tributarias, incluyendo la reforma del fraude de ley (“conflicto en la aplicación de las normas tributarias”). No pretenden ser un material de estudio, sino tan solo de apoyo a la docencia y a la tarea del estudiante. Esperamos que sean útiles y agradeceremos vuestras observaciones para mejorarlas, pues estamos preparando una nueva edición de todo el material audiovisual que utilizamos en las asignaturas del Área de Derecho Financiero y Tributario de la UNED.

Eficacia y aplicación de las normas tributarias (primera parte: eficacia en el espacio, en el tiempo e interpretación)

Eficacia y aplicación de las normas tributarias (segunda parte: analogía y fraude de ley)

Un abrazo,

Pedro Herrera – Catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la UNED

Presentación de la obra de Esaú Alarcón “La obligación tributaria de información sobre activos en el extranjero”, Madrid, 15-3-2107

El día 15 de marzo de 2017 a las 19:15 se presentará la obra de Esaú Alarcón “La obligación tributaria de información sobre activos en el extranjero”. Se trata de un trabajo que refleja un profundo esfuerzo de investigación jurídica, además de una rica experiencia profesional. El acto, organizado por la Asociación Española de Asesores Fiscales, tendrá lugar en el Hotel Vincci Soma, Calle de Goya, 79, 28001 Madrid.

Podéis encontrar la información completa en este enlace.

Espero que podáis asistir, en cuyo caso, sin duda aprenderéis y disfrutaréis del acto.

Pedro Herrera

Jornada Antiabuso con motivo del nombramiento como Emérito del Profesor Tejerizo (Vídeo Completo)

Queridos amigos:

Os ofrezco los vídeos completos del Seminario Extraordinario ECJ Leading Cases celebrado el pasado 1 de marzo de 2017 en la Facultad de Derecho de la UNED, con motivo del nombramiento como Profesor Emérito de don José Manuel Tejerizo López.

https://canal.uned.es/serial/index/id/5434

Podéis disfrutar en diferido de excelentes ponencias del Magistrado don Manuel Garzón Herrero y  de  los Profesores don Carlos Palao Taboada, don Giovanni Puoti y don Miguel Cruz Amorós.

Un abrazo,

Pedro Herrera

Catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la UNED

Francisco Bastida: ponencia sobre aspectos jurídicos de la bicicleta

Queridos amigos, del 27 al 30 de abril se celebra en Zaragoza un gran evento sobre la bicicleta, “Zaragoza, ciudad de las bicicletas”, que agrupa tres actividades: I Foro Internacional Zaragoza es bici, XIV Congreso Ibérico de la bicicleta “la bicicleta y la ciudad” y II Festival urbano “Culturas Ciclistas”. Ya está abierta la inscripción.

http://laciudaddelasbicis.org/

El Profesor Francisco Bastida Freijedo, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo y promotor de la Red “Ciclojuristas” sido invitado a participar en la Mesa de la ponencia inaugural sobre normativa de la bicicleta.

Existen aspectos relevantes del Derecho Financiero y Tributario relacionados con la movilidad sostenible y la bicicleta (aunque no sé si se tratarán específicamente en el Congreso). Os animo a asistir.

Un abrazo,

Pedro Herrera

 

J.A. Rozas: In memoriam Isabel Espejo

In memoriam Isabel Espejo

José A. Rozas

El pasado 10 de enero nos dejó Isabel Espejo Poyato. La deuda infinita que nos deja devenga, al menos y por ahora, el pago de un tan infinitesimal como irrenunciable tributo a su imborrable memoria, en forma de apresurado obituario a vuelapluma. El espacio más inmediato y apropiado para rendirlo no podía ser otro sino el del blog jurídico que dirige su, mi, buen amigo Pedro M. Herrera Molina. ¡Ahí vamos!

Isabel, no cabe duda y hay acuerdo unánime en la doctrina al respecto, de que eras una rara avis en un mundo predominantemente gallináceo. Lo que, necesariamente, te acarreó padecer el sonoro cacareo, cuando no graznido, propio de las distintas ciénagas por las que te tocó bregar. Y lo hiciste siempre con una entereza ejemplar, un carácter indómito, una honestidad incómoda y una sonrisa franca, inmensa, que inundaba de cordialidad todo tu rostro. El contraste de tu personalidad era, así, como el fulgor impetuoso de la luz en un claroscuro barroco. Llamabas poderosamente la atención; despertabas tanto la admiración y encandilamiento de quien acogía el privilegio de tu grandeza, como la prevención y desprecio de quien, en su miseria, se sentía amenazado por tan apabullante despliegue de saber y querer.

Gustabas de definirte a ti misma como “modesta chica de pueblo”. En realidad, eras una mujer ciclópea, tan plenamente consciente de tus gracias e inteligencia como donante de una humanidad desbordada que derramabas a manos llenas en todas direcciones, con una lógica predilección hacia tus “lobitos”, Juan y Luis, y hacia tu “lobitín”, Álvaro, que esponjó de ternura tu último año con nosotros. Expresabas las profundas heridas que habían dejado en tu alma los desengaños del existir con una naturalidad fascinante, aun sin espacio para la amargura, y vivías con una desconcertante e intensa relación con la naturaleza.

De hecho, tu energía infinita probablemente mostraba su mayor esplendor cuando se dirigía a tus pasiones dominantes por la construcción y la agricultura, que tan sabia y gozosamente compaginaste en tus adorados paisajes de Gredos y Castellón. ¡Cómo disfrutabas y participabas del sabor de una avellana o del olor del hinojo salvaje en un apacible paseo por, como decías con sentido regusto de simplicidad, “el campo”!

Tu alma era de envergadura pareja a la de tu cerebro. Entre tus muchas y jugosas ideas, dejaste en el tintero todo un sistema filosófico en el que incluías, con tu gracejo andaluz, que puestos a creer en Dios se habría de optar por la Iglesia verdadera, a cuyo sostenimiento contribuías desde el pleno convencimiento de que pocos destinos mejores podían merecer tus esfuerzos contributivos; y en cuyo depósito doctrinal reconocías un armazón moral del que apreciabas su idoneidad para sostener erguidos a los seres humanos en sociedades, a su vez, sostenibles.

Otra dimensión señalada de tu personalidad era una aguda tensión por la realización de la justicia a través del Derecho, con mayúscula. Lo que te condujo en tu juventud a un febril comunismo para que la convivencia con los que siempre denominabas “los progres” –de los que la parte peor, decías, eran los del PP- te alejó irremediablemente de la política y, con ello, de cualquier manifestación del poder.

El Derecho fue, sin duda, tu gran amor profesional. Tu sólida formación en Filosofía del Derecho –en cuyo cultivo estuviste a punto de recalar, de no haber huido de su dimensión académica para refugiarte en la Inspección de Hacienda- alimentó tu casi intuitivo sentido de cómo construirlo y aplicarlo, lo que te habría de conducir, naturalmente, a Alemania. Allí, a la vera de tu querido Profesor Tipke y traduciendo la teoría de la argumentación jurídica del Profesor Alexy completaste tu formación. También te sumergiste en sus manifestaciones anglosajonas -en Harvard y con Víctor Turony en el FMI- de las que, sobre todo, apreciabas su genio particular para encauzar la resolución de las controversias.

Insistías hasta la saciedad, y con conocimiento de causa, en que el drama de los sistemas tributarios contemporáneos radicaba, justamente, en que en su construcción se habían abandonado por completo los más elementales rudimentos de la técnica jurídica. El más claro ejemplo de todo ello lo veías en el esperpéntico devenir del Derecho fiscal internacional. El mismo organismo, la OCDE, que inspiró el germen de cultivo de lo que ahora abomina –la llamada “planificación fiscal agresiva” (concepto, por cierto, moralista y carente del más mínimo rigor jurídico)- pretende poner coto al monstruo que ha criado en su seno mediante el uso de las mismas herramientas/artilugios que le dieron forma, con las iniciativas BEPS. Idéntica huida del Derecho -como único modo verdaderamente eficiente y justo de regir las relaciones sociales y, entre ellas, las tributarias- reconocías en la moda de los sistemas “alternativos” de gestión de conflictos (nada mejor que un buen sistema jurídico de prevención y resolución de recursos, decías) o en el último grito de las relaciones cooperativas con grandes empresas (cooperación sí, pero con todos los contribuyentes y desde la configuración del sistema hasta su dimensión litigiosa, apuntabas).

De tu dilatada experiencia con la Administración de Justicia, desde la tributaria, y de tu profundo conocimiento del Derecho, del alemán en particular, nació tu tesis doctoral que, dirigida por el Profesor Palao, se editó en Marcial Pons con el sugestivo título Administración tributaria y jurisdicción penal en el delito fiscal, en memoria, por cierto, de otro gigante de la Hacienda pública española, Alfonso Mantero. Tuve la satisfacción de organizar su presentación formal en Barcelona, en el Colegio de Abogados, en un acto académico de entre los más enriquecedores, nutritivos y placenteros de los que he vivido. No es casual que te sumergieras, Isabel, en tan intrincadas y procelosas aguas como objeto de tu tesis y, verdaderamente, fue providencial que lo hicieras. Diste a la luz un trabajo absolutamente excepcional que debería de haber inspirado lo que ha sido el título sexto de la vigente Ley General Tributaria. Lamentablemente no ha sido así, por la cortedad de miras de quienes pudiendo recurrir a lo mejor y más granado de su gente sistemáticamente rechazan su desinteresada y leal colaboración.

Tu insaciable apetito intelectual te llevó al estudio del árabe, a la inmersión en su cultura -¡hasta adquirir un terrenito en Marruecos!- como a leer “Anna Karenina” en ruso y disponerte a pasar una larga temporada en Azerbaiyán, ejecutando un proyecto de cooperación internacional que acariciabas con fruición cuando el zarpazo cruel del cáncer te alcanzó.

En todas las instituciones en las que te prodigaste, desde el Instituto de Estudios Fiscales –donde tuve la fortuna de conocerte y advertir por primera vez tu insólita frescura de criterio propio- hasta la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, pasando por la Universidad Autónoma de Madrid o las distintas dependencias del Ministerio de Hacienda por las que transitaste dejaste una huella imborrable de buen hacer, sabiduría y afecto. En todas las personas que nos dejamos conquistar por tu bondad -señaladamente tus discípulos de oposición, que orgullosamente afirmabas “se han criado en mis pechos”- has dejado, Isabel, un recuerdo y un patrimonio de humanidad y profesionalidad que constituye tu legado y presencia intangible en este mundo que con tanta pasión has bendecido con tus colosales dones y que con dolorosa precipitación has abandonado. Descansas ya en paz, también, en el corazón eternamente agradecido de quienes te queremos.