J.A. Rozas Valdés: Fiscalidad de la Energía y Ayudas de Estado

Nota: la obra a la que se refiere este post se presentará el día 6 de junio a las 19 horas en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación (se adjunta el programa).

Marta Villar Ezcurra ha culminado con una extraordinaria obra colectiva publicada, en inglés, por Aranzadi (State Aids, Taxation and the Energy Sector) (https://www.thomsonreuters.es/es/tienda/pdp/ebook_-_proview.html?pid=10008093)  un más que relevante proyecto de investigación, financiado por la Comisión europea, que ha pilotado desde el Instituto de Estudios Europeos de la Universidad CEU San Pablo, con la ayuda inestimable en el mismo del Coordinador del Centro de Políticas de Competencia, Jerónimo Maillo, y el apoyo logístico constante de Javier Porras.

Me pide que le ayude a darlo a conocer, lo que hago con mucho gusto, en ejercicio de esa noble actividad que en los proyectos europeos de investigación se llama dissemination strategy y que exige de los investigadores, con el natural propósito de que su trabajo traspase los umbrales de las bibliotecas universitarias –de lo que la Comisión europea llama el valle de la muerte- que se preocupen por difundir y transferir en lo posible sus resultados. La tan cacareada “transferencia del conocimiento”, que cuesta tanto de hacer entender a propios y extraños.

Esto me exige hablar bien de un proyecto del que he formado parte y practicar lo que en las viejas oposiciones a Cátedras se llamaba el ejercicio del “mecahis-qué-guapo-soy”, el de exposición de los propios méritos académicos. Procedo, con toda inmodestia, salvaguardado en que el mérito de lo ocurrido es principalmente de Marta a quien el resto nos hemos limitado a tratar de seguir con entusiasmo.

Lo más original de este proyecto, y aún insólito en nuestras latitudes científicas –el mundo jurídico hispano- ha sido la perspectiva adoptada, el método de trabajo y la preocupación constante por el objetivo que se perseguía.

En cuanto a la perspectiva, pese a que uno de los mantras de la prédica oficial en materia de investigación (de I+D, que resulta más moderno) es la interdisciplinariedad o multidisciplinariedad en los enfoques, sigue siendo más bien poco lo que se hace en tal sentido. Seguimos estabulados por sectores autorreferenciales con sus particulares cauces de comunicación, estudiando en comandita los fenómenos desde las estrechas categorías de “gueto académico” en las que nos sentimos cómodos. ¿Imaginan a un Catedrático de Derecho penal en una tesis sobre delito fiscal dirigida por un Catedrático de Derecho financiero y tributario o viceversa? Pues eso, que ni en lo más sencillo somos capaces de respirar aire ajeno a nuestros particulares, y viciados, microclimas, no digamos ya nada si tratamos de dialogar con economistas, sociólogos o politólogos.

Pues bien, aunque por razones obvias en este proyecto ha habido una preminencia de estudiosos del Derecho tributario, lo cierto y verdad es que en su desarrollo han participado, y de forma bien activa, especialistas en el Derecho de la competencia, en el Derecho administrativo económico, en Derecho de la Unión europea y en Economía ambiental. Ni que decir tiene que la perspectiva internacional ha sido el corazón del mismo: han participado 30 investigadores de bien distintas universidades y centros de investigación europeos con alguna participación americana y asiática . Se podría citar a muchos, pero me dejaría otros tantos, y no tendría sentido el hacerlo pues lo suyo es que quien lea estas líneas se sumerja en el libro. Pero sí quiero destacar un nombre, por su relevancia y por su ejemplaridad en cómo se ha implicado y trabajado en el proyecto. Janet E. Milne es una académica de referencia en la materia y una de las columnas del Congreso anual, Global Environmental Taxation Conference (http://www.rug.nl/research/globalisation-studies-groningen/conferences/gcet17/?lang=en) que desde el comienzo del presente siglo viene reuniendo anualmente, a lo largo de todo el globo terráqueo, a lo más granado de los scholars, en terminología anglosajona, que desde distintas perspectivas nos interesamos por los temas de fiscalidad ambiental. Pues bien, Janet ha seguido el proyecto con una dedicación y una disponibilidad que, francamente, es difícil de encontrar en la vieja Europa. Se conectaba puntualmente a todos los seminarios que lo han jalonado y participaba siempre en la discusión activa de los trabajos que se presentaban. Un verdadero lujo y un ejemplo a seguir.

El método de trabajo ha constituido una segunda peculiaridad ajena a los usos habituales y que ha logrado un nivel de diálogo y confrontación verdaderamente enriquecedor. Desde una primera planificación –muy meditada y congruente- el proyecto se estructuró en distintos equipos que trabajaban desagregadamente hasta presentar sus primeros resultados en un documento que se discutía en régimen de seminario, y cuyos resultados se han ido publicando en la colección de Política de la Competencia del Instituto de Estudios Europeos de la CEU San Pablo (http://www.idee.ceu.es/publicaciones/documentos-de-trabajo/category/serie-politica-de-la-competencia).

Todo el trabajo ha desembocado en dos Congresos internacionales que han dado forma a dos libros. El primero ya editado por la propia Marta, junto con Pasquale Pistone, en 2016 (Energy Taxation, Environmental Protection and State Aids, IBFD) y el segundo el que acaba de editar Aranzadi.

Tratándose de un fenómeno de dimensión global en el que confluyen la Política, el Derecho y la Economía -con aristas en las que se entrecruzan la delimitación de un sistema energético seguro, sostenible, eficiente y competitivo con el despliegue de medidas tributarias- el único modo de conseguir salir airoso era, justamente, procurando un diálogo científico interdisciplinar e internacional. No era nada fácil, y Marta lo ha conseguido. A la vista está.

En un post no tiene sentido tratar de hacer un resumen ejecutivo del libro. Sí merece la pena hacer hincapié en algo en lo que la investigadora principal del proyecto insistía continuamente. No es una conjunción de trabajos variopintos en torno a cuestiones tributarias, energéticas y medioambientales. Todo ha obedecido a un objetivo bien preciso, que justificó la financiación del proyecto. Llevar a cabo un análisis exhaustivo y en profundidad de los retos a los que se enfrenta la política energética europea, Energy Sector, en el cruce de caminos ante el que se enfrenta como consecuencia de las tensiones que sobre la misma proyectan la política de libre competencia por una parte, State Aids, y las políticas tributarias, Taxation. Las tres dimensiones –que encabezan el título del libro- se tratan de forma armónica y congruente, en todos sus perfiles y dimensiones, a lo largo de toda la obra. Y en inglés, para que se pueda incidir allí donde estas cuestiones se ventilan. Ahora sólo falta que lo consulten en el Ministerio de Hacienda y en el de Economía.

Un último apunte. El libro no tendrá incidencia en el Social Sciences Citation Index ni en el racking de Shangai –ciudad bien conocida por su inveterada tradición académica- ni en los que últimamente se elaboran en España, que es lo que por lo visto determina qué se entiende por buenhacer en el mundo universitario. ¡Qué le vamos a hacer! Pero ya les digo yo que es canela en rama.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s