Feliciano Casanova Guasch: Propuestas de reforma del régimen jurídico del agente de deportistas

[Post núm. 675, de 26 de enero de 2015]

Feliciano Casanova Guasch: Propuestas de reforma del régimen jurídico del agente de deportistas

Doctor en Derecho, Abogado

El agente de deportistas es un profesional que, bien personalmente o por medio de alguna figura societaria, desarrolla una actividad económica de prestación de servicios, con la singularidad de que este tipo de servicios se llevan a cabo dentro de un contexto muy determinado, el deporte, siendo los receptores y destinatarios de aquellos servicios, los deportistas y las entidades deportivas.

El marco regulatorio de la actividad de la profesión y de la propia actividad, cabe indicar que coexisten dos tipos de normas: las dictadas por las federaciones deportivas –particularmente las internacionales, como la FIFA o la FIBA—, normas éstas que han venido a identificarse con el nombre de lex sportiva, cuyo fundamento se halla en la propia especialidad del deporte y sirve para diferenciarla de la legislación propiamente dicha, básicamente la contenida en el Código Civil y en el Código de Comercio, que es la legislación básica de todo tipo de obligaciones y contratos. Esta situación de dualidad normativa acarrea a todos los operadores problemas de seguridad jurídica, cuando no de conflicto entre las normas reglamentarias federativas y la legislación común, que después tiene su consecuencia en sede jurisdiccional. Este escenario merece una revisión y ordenación en aras a solventar los problemas apuntados, para lo que se apuntan las siguientes bases y propuestas:

Las resoluciones recaídas –principalmente las dictadas por las Audiencias Provinciales— han venido a dar prevalencia a lo dispuesto por la legislación contenida en el Código Civil y Código de Comercio (entre otras, SAP Valladolid, de 8-7-2008 y SAP A Coruña, de 23-4-2009), por lo que debe ser el poder público el encargado de liderar y ordenar la creación de un marco jurídico-legal que atienda a la especialidad de la profesión y de las actividades desarrolladas por los agentes de deportistas, lo que implica dejar al margen de esta regulación a cualquier ente de naturaleza asociativa privada (federaciones, ligas, otros), de tal manera que el nuevo Estatuto adquiriría carácter y fuerza de ley para quedar integrado dentro del sistema de las fuentes del Derecho. En cuanto a quién debe liderar la elaboración de ese Estatuto, se prefiere fuera la UE quien aprobara una Directiva que estableciera unas condiciones homogéneas dentro del Espacio Económico Europeo, pero sin que ello limite que pueda ser el Estado el que se anime a actuar y desarrollar el nuevo Estatuto adelantándose, de esta manera, a lo que dispusiera una futura Directiva.

Ese nuevo Estatuto debería servir para que las partes pudieran conocer las cuestiones sustanciales de este tipo de relaciones jurídicas y les permitiera modular con mayor claridad y seguridad el régimen de derechos y obligaciones pactados en los respectivos contratos, aclarando aspectos como la duración de los contratos, sus prórrogas, las causas de extinción, etc. A la par, y en aras a controlar y evitar malas prácticas que actualmente se ciernen sobre la profesión, como así lo ha puesto de relieve la Resolución del Parlamento Europeo de febrero de 2012, sobre la dimensión europea del deporte (fraude fiscal, blanqueo de capitales, abusos en la contratación de menores), se exigiría a los agentes cumplir con determinadas obligaciones de suministro de información que estaría bajo custodia de la Administración y no accesible a terceros.

Sin perjuicio de que la cuestión de lege ferenda se reserve al poder público, las federaciones deportivas sí deben tener un especial protagonismo en el ámbito del nuevo marco legal. Su activa participación debe venir por la vía de investir a estas asociaciones privadas con determinadas facultades que les permitan colaborar con la Administración en la prevención y lucha contra determinadas malas prácticas que han sido atribuidas a los agentes de deportistas.

Ese nuevo Estatuto debe superar barrera normativa que no respete los derechos y libertades contenidos en el derecho comunitario sobre la libertad de establecimiento, la libre prestación de servicios y de iniciativa económica, debiendo considerarse libre el acceso a la profesión.

Por último, no hay motivos ni razones –jurídicas o económicas— que amparen el actual sobredimensionamiento reglamentario federativo y que, precisamente, ha sido una de las graves deficiencias de ese modelo privado, por lo que el nuevo Estatuto debe servir para terminar con esta situación. Bajo los principios de unidad y generalidad exigidos para cualquier ley, la nueva legislación debe ser igual y servir para toda la profesión de agente de deportistas sin que la modalidad deportiva sea excusa para la existencia de tanta regulación como especialidades deportivas existen.

One thought on “Feliciano Casanova Guasch: Propuestas de reforma del régimen jurídico del agente de deportistas

  1. Buenas, muy interesante tu artículo, me gustaría saber cual es actualmente el régimen de los agentes de cara a poder valorar personalmente la situación y las ideas que propones de cara a un nuevo régimen de los mismos.

    Gracias

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s