Álvaro del Blanco: La vulneración del Derecho de la UE: de los tributos cedidos a los tributos propios de las CCAA

[Post núm. 672, de 20 de enero de 2015]

La vulneración del Derecho de la UE: de los tributos cedidos a los tributos propios de las CCAA

 Álvaro del Blanco

Doctor en Derecho, Instituto de Estudios Fiscales

Si el año 2014 destacó por ser el año en el que el TJUE declaró contrario a la normativa europea el Impuesto sobre sucesiones y donaciones español y el céntimo sanitario, el año 2015 comienza con una posible derogación de los impuestos sobre grandes superficies comerciales existentes actualmente en Cataluña, Navarra, Asturias, Aragón, La rioja y Canarias por incumplir la regulación de ayudas de Estado.

El Tribunal Constitucional ya puso de manifiesto un posible incumplimiento del Derecho de la UE al declarar la constitucionalidad del Impuesto asturiano en la sentencia 53/2014, de 10 de abril. No obstante, el máximo garante de la Constitución no entró en el fondo del asunto al declararse no competente.

A priori, parece que el impuesto podría ser declarado como una ayuda de Estado ilegal. Las ayudas de Estado, según la jurisprudencia del TJUE incluyen no solamente las ayudas directas mediante transferencias de fondos, sino también las exenciones y demás beneficios fiscales, en tanto generen un efecto equivalente. No obstante, un número importante de ayudas de Estado pueden ser declaradas compatibles con el mercado interior, entre otras materias, con la finalidad de proteger el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Esta parece ser la solución jurídica que habían utilizado las CCAA para evitar el conflicto con la normativa europea. Sin embargo, tal y como mantiene la Comisión Europea, no parece que este tipo de impuestos estén diseñados de tal manera que sirvan para la protección ambiental y en cualquier caso “no está respaldada por ningún estudio o dato”.

Hasta este punto estoy totalmente de acuerdo con el análisis de la Comisión Europea. Sin embargo, no comparto su argumentación, según la cual, estamos ante “exenciones al impuesto concedidas al pequeño comercio y algunas tiendas especializadas”.

En mi opinión, no cabe duda de que, con la aplicación de este impuesto, se está otorgando una ventaja competitiva que distorsiona la competencia en la distribución de bienes y servicios gravando a los grandes centros comerciales y, provocando una situación de desventaja en la competencia y favoreciendo a determinadas empresas. En segundo lugar, parece claro el carácter selectivo de la medida al recaer únicamente sobre un determinado sector empresarial. Sin embargo, no está claro que estemos en presencia de ayudas públicas. Como sabemos, el TJUE ha establecido a este respecto un criterio amplio, incluyendo como ayudas públicas a los beneficios fiscales. No obstante, la ventaja competitiva se produce a través del elemento tributario de la no sujeción. A través de la no sujeción, se excluye del ámbito de aplicación del impuesto y, por tanto, la obligación tributaria ni siquiera llega a nacer al no realizarse el hecho imponible. El TJUE ha señalado que la no sujeción no lleva consigo ninguna transferencia directa o indirecta de fondos estatales, sino que responde únicamente a la voluntad del legislador de establecer un marco legal específico (STJCE de 30 de noviembre de 1993, Petra Kirsammer-Hack c. Nurhan Sidal, (C-189/91). El impuesto sobre grandes establecimientos comerciales tiene por finalidad gravar única y exclusivamente a los mismos y, por tanto, la no sujeción para las pequeñas y medianas empresas está plenamente justificada y por tanto,  no estamos en presencia de una ayuda de Estado, desde esa perspectiva.

Sin embargo, si podría calificarse como ayuda de Estado la afectación de la recaudación del impuesto para el fomento de las pequeñas y medianas empresas. Desde esta óptica, habría que analizar si estamos ante ayudas públicas compatibles con el Derecho de la UE ya que las ayudas a la pequeña y mediana empresa se encuentran reguladas en el Reglamento Generales de Exención por Categorías. La concreción de los supuestos de hecho y requisitos necesarios para considerar una ayuda de Estado a favor de las PyMEs compatible con el Derecho de la UE, contrasta con la generalidad de la afectación de la recaudación del impuesto. Esta circunstancia hace que se nos planteen serias dudas sobre la licitud de este tipo de ayudas, salvo que en su efectiva aplicación se tengan presente los límites establecidos en el Reglamento General.

2 thoughts on “Álvaro del Blanco: La vulneración del Derecho de la UE: de los tributos cedidos a los tributos propios de las CCAA

  1. Muy interesante Álvaro,

    Gracias por el análisis y la reflexión, debe ser así sobre los elementos que están en juego. Yo no puedo dejar, además, de preguntarme si el trato dispensado a las grandes empresas (que suelen ocupar estas grandes superficies) en su propio Foro de Grandes Empresas no es del mismo modo (o de modo más relevante) un trato que podría considerarse ventajoso respecto del trato dispensado a las PYMES. Me lo pregunto retóricamente, desde luego.

    Muchas gracias Álvaro,

    Ann

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s