Una oración por el alma de Eduardo del Blanco

La prensa ha dado hace poco la noticia de un joven de 27 años -Eduardo del Blanco- que ha fallecido en la Sierra de Peñalara protegiendo de la nieve y el frío a su compañero. Se trata de un familiar de un buen amigo. El padre de Eduardo cuenta que “se quedaron aislados y los chicos hicieron una zanja en la montaña para refugiarse del temporal. Allí, Eduardo se puso encima de su amigo. Intentó protegerle con su ropa del frío y la nieve. Pensaba que iba mejor equipado que él, y al final murió” (ABC 11.2.2014).

Quisiera pedir a los lectores del blog que sean creyentes una oración por el alma de Eduardo (era una persona excepcional, así que serán oraciones de ida y vuelta) y a todos una reflexión: en el ámbito académico resultan especialmente frecuentes las tentaciones de vanidad, egoísmo y ensimismamiento. El ejemplo de Eduardo, que ha dado la vida por su amigo debe golpearnos y decidirnos a emplear nuestra vida en el servicio a los demás, comenzando por los más cercanos.

Pedro Herrera

10 thoughts on “Una oración por el alma de Eduardo del Blanco

  1. Hermoso ejemplo de humanidad que nos hace reflexionar en nuestra vida presente y futura sobre la práctica de la generosidad poniéndonos en el lugar de los demás.

  2. Lo siento muchísimo. Qué duro para los padres. Aunque qué muerte tan heroica también. Muchas gracias por el post Pedro y por hacernos reflexionar.

  3. ¡Qué bonito y directo el post de hoy! ¡Qué grande! De este episodio tan hermoso de heroismo y gratitud seguro que no se habrá hecho eco ningún medio de comunicación de masas, con la dimensión que merece. Una pena. A mí me ha llegado al alma, este Eduardo Blanco. Me recuerda a aquel otro chico, no sé si lo recordarás, que hace más de 20 años en el incendio de unos almacenes en la calle Sagasta también se dejó la vida por la de otros. Ciertamente muchos lo hacéis a diario, más calladamente, y sin que tenga mayor trascendencia, pero cuando el corazón de alguien da semejante testimonio de entrega extrema en una situación límite, la verdad es que se recupera la esperanza en el ser humano. Gracias, Pedro, por compartir este testimonio que, en su dimensión trágica, no deja de empapar el alma de bien.

  4. Muchas gracias Pedro. Esta petición a través del blog y el propio contenido del post me ha llegado al alma.

    Siempre te voy a estar agradecido y ya no sólo por tu gratitud y generosidad intelectual sino también personal

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s