Isabel Espejo: Sobre los sistemas alternativos de solución de conflictos tributarios

Isabel Espejo, Inspectora de Hacienda del Estado y Doctora en Derecho nos ofrece hoy una reflexión muy valiosa sobre los sistemas alternativos de solución de conflictos tributarios. Muchas gracias, Isabel.

Pedro M. Herrera

“Esta es una cuestión que está de moda debido al colapso de los tribunales de numerosos países de nuestro entorno, especialmente importante en asuntos tributarios, dada la enorme litigiosidad en esta materia, que invita a más de uno a plantearse la posibilidad de sistemas alternativos al litigio ante los tribunales para hacer frente a estos conflictos.

Entre estos sistemas se suelen citar en el mundo anglosajón los recursos administrativos. Efectivamente, un buen sistema de recursos ante la propia Administración tributaria evitaría numerosos litigios. Pero este sistema debería funcionar adecuadamente, con rapidez, economía de medios…e independencia respecto del órgano que toma las decisiones recurridas, lo que exigiría que se tratara de un órgano de nivel como mínimo equivalente, a ser posible superior, y con un sistema de provisión de sus funcionarios, especializados, transparente y objetivo.

También se suele mencionar la razonabilidad en las actuaciones de la Inspección de los tributos. Pero esto no debe ser alternativo, sino la manera normal de actuar de la Inspección.

Por último se mencionan sistemas de mediación/conciliación, transacción y arbitraje.

Los sistemas de mediación/conciliación tienen como finalidad acercar posiciones contradictorias incompatibles. Luego no deberían tener que jugar ningún papel en la aplicación del Derecho tributario, pues la Administración debe servir con objetividad los intereses generales, y su única finalidad debe ser la aplicación objetiva y proporcionada, justa, del Derecho.

Por ello, la propia administración tiene que tener establecidos, dentro de su funcionamiento cotidiano, que no alternativo, sistemas que eviten que un funcionario se pueda extralimitar, sin que los ciudadanos se vean en la necesidad de buscarse mediadores privados que lo reconduzcan a términos razonables.

Por lo que se refiere a la transacción, a la negociación pura y dura entre funcionario y contribuyente, no se debería olvidar que el trabajo de la Administración tributaria consiste en la aplicación del Derecho tributario, por igual, a todos los contribuyentes, lo que no parece que deba depender de la fuerza negociadora de estos.

Se ha de reconocer que en la aplicación del Derecho tributario existen campos que ofrecen cierto margen de interpretación de las normas, demasiado a menudo demasiado confusas, así como cierto margen en la apreciación de los hechos, que, dada su complejidad, no es posible abarcar en su totalidad, lo que ofrece ciertas posibilidades de actuación discrecional. Pero la interpretación de las normas confusas debe depender de la buena técnica y de la buena fe de la Administración y de sus agentes, por igual para todos los contribuyentes y no variar en función de la habilidad negociadora de unos u otros.

También la razonabilidad en la determinación de hechos en los que existe cierto margen de apreciación debe partir de la propia Administración, que debe intentar actuar objetiva y proporcionadamente, razonablemente, por igual con respecto a todos los contribuyentes.

Por ello, esto tampoco puede ser ningún sistema alternativo de solución de conflictos, sino la manera connatural de actuación de la Administración tributaria. La Administración no puede, no debe, negociar. Y debe, siempre, ser razonable y escuchar a su “oponente”, que no es tal, sino un ciudadano de un Estado de Derecho, intentando evitar problemas y resolver conflictos, incluso antes de que surjan, en base a un buen hacer, profesional, proporcionado y justo.

Por último, en cuanto al arbitraje, que supone someter el conflicto a la decisión de un tercero, yo me pregunto: ¿En un Estado de Derecho, este tercero no es el Poder Judicial?.

¿No será que todo esto de los sistemas alternativos de solución de conflictos tributarios encubre un nuevo intento de huida del Derecho?”.

Isabel Espejo

2 thoughts on “Isabel Espejo: Sobre los sistemas alternativos de solución de conflictos tributarios

  1. Estiamada Sra. Espejo,

    un muy interesante punto de vista desde el cual realiza el análisis. Efectivamente la falta de razonabilidad de la Administración, en lo que a tributos se refiere, no justifica en modo alguno la existencia de un “tercer género” de modo de resolución de conflictos que beneficie de nuevo al que mejor herramienta negociadora pueda pagarse.

    Los criterios de actuación de la Administración quizás debieran ser revisados de modo lógico. Aunque la lógica y la labor de las mujeres y hombres de “Estado”, los que hacen realmente Estado pensando en la ciudadanía, esos escasean dolorosamente.

    Verdaderamente es un lujo ver una de estas excepciones encarnada en usted. Sin duda esto esperanza a cualquiera que aún quiera creer que hay posibilidades de descubrir inteligencia administrativa y política.

    Gracias de nuevo por su reflexión y gracias al Profesor Herrera por ser tan magnífico altavoz.

    Ann

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s