Julián Benavente: Cómo superar la tesis – Ideas para la elaboración de una tesis doctoral (3)

Enlace a (2) Tema y enfoque

En este post cedo la palabra a Julián Benavente Cuesta -funcionario al servicio de la Hacienda Pública que recientemente defendió con brillantez su tesis en la UNED- para que nos traslade su experiencia y sus consejos. Muchas gracias, querido Julián por esta fresca y valiosa aportación a este serie de “Ideas para la elaboración de una tesis Doctoral”.

Pedro M. Herrera

Querido Pedro:

Con mucho gusto voy a darte algunas ideas de mi experiencia. Para ello voy a seguir un orden cronológico sobre las cuestiones que el doctorando debe ir afrontando desde que se plantea realizar las tesis hasta la defensa oral de ésta. Espero que los consejos y sugerencias que señalo cumplan con la finalidad de allanar, aunque solo sea un poquito, el camino del doctorando. Para realizarlo me he imaginado que tengo enfrente al doctorando y le voy dando mis consejos. Si quieres que te lo complete me lo dices, no hay ningún problema.

1.- LA DECISIÓN DE INICIAR LA TESIS DOCTORAL

La decisión que tomes de realizar o no la tesis doctoral es una decisión importante para el futuro de tu vida. Si no quieres luego arrepentirte, no debes tomártela a la ligera. Por ello es necesario que sea fruto de una meditada reflexión. En este asunto te va a ser de gran utilidad que, con carácter previo, recojas información de personas que han defendido recientemente la tesis doctoral. Con esta información te formarás una idea bastante aproximada de lo que es realizar una tesis doctoral. Y, además, podrás anticiparte a los obstáculos que se te presentarán en el futuro. ¡Qué importante es la anticipación! Así, pues, comentar con estas personas su experiencia, creo va a ayudarte, y mucho, en tu decisión última de comenzar la tesis doctoral. Pero no te confundas, la decisión no la va a tomar nadie por ti, debes tomarla tú, debe ser una decisión personal, libre y voluntaria.

En este aspecto, te voy a recordar cuál es en el fondo el objetivo del doctorado. Así, el objetivo que éste persigue es que el doctorando desarrolle y adquiera una serie de competencias y habilidades en el campo de la investigación. ¿Cuáles? La principal aprender a plantear un problema, analizarlo, y, finalmente, darle una solución satisfactoria, es decir, que se trate de una solución sólida y bien argumentada, y por supuesto, original, nueva. Luego, ten presente que la adquisición de estas competencias, a buen seguro, te van a reportar importantes ventajas profesionales en el futuro. Verás como tu visión y capacidad a la hora de plantear y solucionar problemas cambia.

Debes ser consciente de que el camino que pretendes iniciar es largo en el tiempo, -varios años- y nada fácil. Muchos serán los obstáculos, pero tranquilo, todos son salvables. Ahora bien, llegar a la meta final te va a exigir importantes esfuerzos y sacrificios. Cuenta con que llegar a la meta final, ser doctor, no va a ser ni mucho menos un camino de rosas. ¿Merece la pena? Sí, y mucho. Mi consejo es que planifiques el camino del doctorando por etapas, es decir, te pongas metas más cortas, y recuerda: ¡sé realista!, no te pongas objetivos inalcanzables. De esta forma se te hará más llevadero el camino. Además, ten presente que tu trabajo de investigación debes ponerlo al servicio de los intereses generales de la sociedad.

2.- PLANIFICACIÓN DEL CAMINO DEL DOCTORANDO

2.1 ¿Qué aspectos debes planificar?

Cuando vas a realizar un viaje, no me lo negarás, inviertes tiempo en planificar la ruta y, además, preparas con tiempo la maleta, pues aquí debes actuar de la misma manera. Antes de iniciar el camino del doctorando debes invertir tiempo en planificarlo. ¿Cómo? Mi consejo es que lo planifiques diferenciando dos aspectos. Por un lado, lo que es el trabajo de investigación y, por otro, la redacción de la tesis doctoral. Son dos aspectos que, en mi opinión, todo doctorando es necesario que distinga. ¿Por qué te digo esto? Pues, porque no debes olvidarte que el aspecto nuclear de la tesis doctoral es el trabajo de investigación, es en éste donde debes centrar tus mayores esfuerzos. Pero, no te olvides, el segundo aspecto también es muy importante. Como los resultados del trabajo de investigación debes plasmarlos por escrito, debes prestar especial atención y cuidado en la redacción de la tesis. La tesis doctoral es el medio que vas a utilizar para comunicar los resultados de tu trabajo de investigación. Si no los comunicas de forma correcta, tus conclusiones caerán en saco roto. Una pena. Así, pues, de poco servirá que hayas realizado una buena investigación si no se sabes reflejarla por escrito de forma clara. No lo olvides, debes procurar, además, de ser un buen investigador, ser un excelente comunicador. Así, mi consejo es que si es necesario dediques tiempo a la lectura de manuales sobre redacción y comunicación, escrita y oral. Estos últimos pensando en la defensa oral de la tesis.

2.2. Conocimientos previos que te van a ayudar

Igualmente, creo que es conveniente, que inviertas tiempo en aprender a escribir en el ordenador, claro, sin mirar el teclado. Además, te aconsejo que seas curioso y explores todas las herramientas del Word, muchas te van a ser de gran utilidad. Para ello puedes leer algún manual sobre procesador de textos (Word), los vas a encontrar en cualquier librería en la sección de informática. La adquisición de todos estos conocimientos, aunque al principio lo veas como una pérdida de tiempo, a la larga te van a reportar grandes ventajas de todo tipo, sobre todo en términos de rentabilizar tu tiempo.

2.3 Material básico con el que debes contar

Cuando pases a escribir la tesis va a ser de gran utilidad hacerte con un buen manual de gramática. Entre todos los que existen en el mercado, me inclino por recomendarte los publicados por la Real Academia de la Lengua Española. Del mismo modo, te va a ser de gran utilidad un buen diccionario, yo he utilizado el diccionario de la RAE, que como sabes puedes consultar en internet. También, te recomiendo -aparte de que utilices el que nos facilita el programa Word- un buen diccionario de sinónimos, no escatimes en hacerte con uno de los mejores del mercado. Igualmente, te recomiendo que tengas a mano un diccionario jurídico.

2.4 La maleta psicológica

Una tarea que no puedes pasar por alto es preparar la maleta que metafóricamente voy a llamar: “la maleta psicológica”. ¿Qué no debe faltar en la “maleta psicológica”? La primera, imprescindible, “la fuerza de voluntad”. Además, igualmente importantes son la motivación, la ilusión, la disciplina, la perseverancia, el esfuerzo, el sacrificio, la fe (confianza) en ti, la superación, la positividad, autocontrol y la paciencia. No te olvides y ten siempre presente: tu actitud está por encima de tus aptitudes. Es fundamental que afrontes el trabajo con una actitud activa y positiva, así verás cómo crecen todas tus aptitudes.

Como comprobarás, la tesis doctoral es un trabajo personal, casi solitario, pero no debes olvidarte el papel tan importante que desempeña tu entorno humano en la consecución del doctorado. ¡Ojo!, no lo olvides, para bien y, también, para mal. Así, la actuación de tu familia, amigos, y compañeros es un apoyo fundamental en la consecución del doctorado, sobre todo en los momentos más bajos, que no voy a negarte son muchos. Por ello, es imprescindible que te rodees de aquellas personas que realmente te comprendan y ayuden. Así, verás que con unas simples palabras cariñosas de ánimo (¡tú puedes!) son suficientes para cargar tus fuerzas y continuar en el camino. E igualmente, pero en sentido contrario, debes alejarte de aquellas personas que, quizás sin malas intenciones, nos transmiten negatividad, y pueden ser muchas. Lo que te quiero transmitir es que el ambiente que te rodea va a influir, de forma importante, en el desarrollo de la tesis doctoral, de forma positiva y, también, negativa. Por ello procura conseguir que tu entorno humano (también, tu hábitat en general) sea el más propicio para desarrollar la investigación.

En resumen, no puedes descuidar tu estado psicológico, anímico o mental, para ello es importante que hagas descansos, desconectes del tema. Una recomendación más, las tareas que exigen una mayor atención y concentración es mejor que las afrontes a primera hora de la mañana y dejes las tareas más sencillas para la tarde o noche. Aunque, ello dependerá de cuál sea tu ritmo circadiano.

Entrando ya en la cuestión de fondo, es decir, la tesis doctoral, voy a señalar cuáles son los aspectos que considero más relevantes. Señalaré una serie de recomendaciones o consejos referidos a ellos.

3.- ELECCIÓN DEL TEMA DE INVESTIGACIÓN

Una vez que has decidido iniciar la tesis doctoral, el primer asunto que debes acometer es la elección del tema que vas a investigar. Para mí, es la decisión más trascendental. En primer lugar, debes decidir qué tipo de investigación quieres realizar: histórica, teórica o práctica. Como es lógico esta decisión dependerá de tus gustos personales. Mi recomendación es que elijas un tema en el que se pueda conjugar el aspecto teórico con el práctico. Para ello, te invito, a que no escatimes el tiempo que sea necesario, dentro de unos límites, con la finalidad de que elijas un tema apropiado a tus particularidades, pero, por encima de todo, que te sientas realmente motivado con él. Si una vez que lo has elegido, te das cuenta que no estás del todo convencido, por favor, no lo dudes, elige otro. Así hasta que sientas una atracción especial por el tema; es decir, estés plenamente convencido, enamorado del tema. Si eliges uno con el que estás a disgusto al final puede llevarte a renunciar al doctorado. Por ello, debe ser una decisión muy meditada por tu parte. En resumen, el tema elegido debe apasionarte.

No debes olvidarte, importante, que en la introducción de la tesis debes justificar la elección del tema elegido. Y la justificación que des va a ser tu carta de presentación respecto a cuáles son tus cualidades personales, tanto profesionales como, también, humanas. La justificación del trabajo dice mucho de la categoría personal del doctorando.

¿Cómo debes elegirlo? Mi recomendación es que tomes como punto de partida un tema general y vayas descendiendo hasta que te decidas por el estudio de un aspecto más concreto sobre él. En mi opinión, cometerías un grave error eligiendo un tema general. No te olvides, cuanto más concreto mejor. Te lo digo porque si eliges un tema general al final te va a desbordar. Si que te sugiero, es una opinión personal, que el tema que elijas cuente con proyección en el futuro, es decir, descarta temas que aun siendo de actualidad veas que su trascendencia es efímera en el tiempo.

Una vez has elegido un tema en particular te sugiero que dediques un tiempo a analizar los diferentes enfoques desde el que puede ser estudiado y te decantes por aquél que hasta la fecha no ha sido analizado, así a buen seguro serás pionero en su estudio y, al mismo tiempo, se tratará de un tema novedoso. Te recomiendo que desde el principio fijes el marco de partida del tema investigado.

Entre otras muchas posibilidades, para la elección del tema te propongo, por ejemplo, que leas las exposiciones de motivos de las últimas leyes aprobadas en materia fiscal. En ellas puedes advertir cuáles son los principales problemas existentes en nuestro sistema tributario. En mi caso, mi experiencia profesional jugó un papel fundamental en la elección del tema de investigación  y, sobre todo, en el enfoque con el que lo traté.

Por último, una advertencia. Si el tema que eliges es muy novedoso te vas a encontrar con un inconveniente. ¿Cuál? No hay publicaciones sobre el tema, es lógico. No te preocupes, ello no puede desanimarte a seguir con la investigación, sino todo lo contario, si bien, es verdad, te va a requerir un mayor esfuerzo, sobre todo al principio. Deberás tener imaginación y buscar información en publicaciones que traten el tema de forma colateral.

4.- CÓMO AFRONTAR LA INVESTIGACIÓN

En síntesis, mi recomendación es que la investigación la acometas en clave de preguntas y respuestas. Así, ten siempre presente que para llegar a una respuesta satisfactoria es muy importante que la pregunta la formules de forma correcta. Y para ello, solo voy a darte una receta: pensar, pensar y pensar. ¡Mucha reflexión!

Importante es que desde el principio de la investigación fijes, por un lado, cuáles son los objetivos que persigues y, por otro, la metodología que vas a utilizar para conseguirlos. En este sentido, no olvides, que el objetivo de toda investigación es que tu aportación personal ilumine aquellos aspectos oscuros que presenta un tema.

¿Cuál es la mentalidad con la que debes acometer la investigación? Pues, con una mentalidad abierta, con un ojo intensamente crítico pero a la vez constructivo, es decir, da tu opinión particular sobre todas las cuestiones que surjan a lo largo de la investigación y, no tengas miedo, propón tus soluciones. Por favor, no caigas en la trampa de convertirte en un simple compilador de datos. Si quieres realizar un buen trabajo es necesario que, hablando en términos coloquiales, te mojes, es decir, crees y propongas nuevas ideas, solo tuyas. Tu trabajo debe aportar nuevos conocimientos a los ya existentes sobre el tema. Recuerda, una vez más, el trabajo debe caracterizarse por su originalidad y novedad; es decir, debe aportar nuevas ideas y que éstas, claro, sean relevantes. En fin, muestra siempre una mentalidad abierta al conocimiento, aprendiendo e indagando, y por favor, olvídate de las verdades absolutas, no caigas en el dogmatismo.

Para la investigación debes desarrollar tus dotes de observación y atención plena. Me dirás, y es verdad, que no todos estamos dotados por igual con estas cualidades, pero, también es verdad, que con esfuerzo y tesón las puedes alcanzar.

Muchas ideas, a mi por lo menos me ha sucedido, surgen del dialogo con otras personas, aunque no todas conozcan el tema. Por ello te invito a que no desaproveches las oportunidades que te surjan de intercambiar o debatir, en el buen sentido de la palabra, opiniones con otras personas.

El tema investigado, lo quieras o no, te va a acompañar a todas partes. Con ello quiero decirte que, aunque desconectes, las ideas surgirán en cualquier momento, cuando menos te lo imagines, por ejemplo, cuando viajes en el metro. Por ello te sugiero que tengas siempre a mano papel y bolígrafo para apuntarlas. Olvídate de confiar en la memoria. Por desgracia, a veces nos traiciona, y aquella idea que te surgió en el metro puede que ya no vuelva más. Así, habrás perdido una gran idea que nunca más volverá. Si tienes móvil o tableta los puedes utilizar como block de notas. También, puedes, si lo prefieres, utilizar una grabadora.

5.- LA RECOGIDA DEL MATERIAL DE INVESTIGACIÓN

Una vez elegido el tema de investigación el siguiente paso es recopilar toda la información existente hasta la fecha sobre el tema. Una vez tengas una idea de cuál es la situación actual de conocimiento del tema, te encuentras ya en condiciones de pasar a formular tu hipótesis de trabajo, la cual en mi opinión debes cerciorarte de que se trata de una línea de investigación nueva. Ello no significa que según avanza la investigación no debas pulirla o que surjan nuevas líneas de investigación. Como todo buen investigador debes prestar atención a la aparición de nuevos frentes de investigación –esto es muy importante- o a que surjan soluciones a problemas que en un principio no era tu intención resolver, pero que se presentan por casualidad. Por favor, no los dejes en el olvido, pueden resultar significativos.

Es importante que planifiques el tipo de documentación que vas a estudiar. En el campo del Derecho, en general, el material de investigación, se centra en: la normativa, vigente y derogada, manuales de Derecho Tributario, monografías, artículos publicados en revistas, jurisprudencia, en su sentido amplio, consultas de la DGT y dictámenes de diferentes órganos. Mi recomendación, en este aspecto, es que partas de una obra que trate el tema en general, así adquirirás una visión general del tema, y, después, vayas leyendo obras más especializadas sobre asuntos más concretos de la investigación. Como te darás cuenta la lectura de una obra nos llevará a otra y así sucesivamente. ¡Ojo! Ponte unos límites si no quieres colapsarte con la información. Mi consejo es que procures ser muy selectivo al elegir los textos de lectura. Por lo que respecta, a la bibliografía y las sentencias, hasta la última y definitiva publicación de la tesis puede estar abierta a la introducción de nuevas.

Según vayas leyendo el material de investigación te percatarás de las diferentes teorías de la doctrina sobre diferentes aspectos. Te recomiendo que las sistematices. Como verás, en la mayoría de los casos encontrarás dos posturas opuestas y, normalmente, una tercera, la intermedia. Es importante que las confrontes según tu criterio y te pronuncies sobre cuál es tu postura al respecto. Debes preguntarte por las razones que justifican cada postura, si están o no equivocadas y, en su caso, por qué. Es decir, creo que es importante que ofrezcas cuál es tu postura y la argumentes. Pero recuerda, debes mostrar coherencia durante toda la tesis. Una advertencia, cada postura doctrinal es fruto de su momento histórico, por ello ten cuidado al estudiarlas en el momento presente, muchas están desactualizadas.

Por último, respecto a las referencias bibliográficas, voy a darte un consejo. Mantente atento hasta la defensa de la tesis doctoral de las nuevas publicaciones que van apareciendo. En la actualidad, con internet no es difícil estar al día de las últimas publicaciones. Igualmente, aunque creo que es innecesario recordarte que, como bien sabes, la legislación está continuamente cambiando, por lo que debes estar muy atento a las modificaciones normativas de los textos legales que cites en la tesis.

Respecto a las bases de datos de jurisprudencia, me inclino por acudir al origen de las fuentes. Así, aunque en el mercado encontramos muy buenas bases de datos de la normativa y de la jurisprudencia te sugiero que acudas a las fuentes directas. Aunque, es una cuestión de gustos. Así, por ejemplo, yo he utilizado el CENDOJ.

Mi recomendación es que aquellos libros que vayas a utilizar con más frecuencia, si te es posible, los compres y tengas a mano. Los demás, los puedes consultar en las bibliotecas. Igualmente, te aconsejo que fotocopies los artículos de las revistas que consideres de mayor interés. Igualmente con las sentencias. No es necesario que imprimas todas en papel, pero sí las más utilizadas. También es importante que vayas guardando de forma ordenada en soporte electrónico los diferentes textos que has leído. Si los agrupas por temas te resultará más fácil encontrarlos.

Igualmente, según vayas leyendo la documentación, debes apuntar por temas las citas que creas relevantes. Si es posible elabora con ellas una base de datos en el ordenador.

6.- REDACCIÓN DE LA TESIS DOCTORAL

Mi consejo es que siempre que te pongas a escribir sigas el siguiente proceso: esquema, borrador, redacción definitiva. Te recomiendo que de vez en cuando corrijas lo que lleves escrito en papel, pues hay muchas erratas que en la pantalla del ordenador no se aprecian. Otro consejo, una vez has escrito un apartado de la tesis o un capítulo déjalo descansar un tiempo en el olvido y vuelve sobre él transcurridos unos días. En ese tiempo se te habrán aclarado muchas ideas y habrán surgido otras nuevas.

¿Cuándo debes empezar a escribir la tesis? Creo que lo ideal es que la escribas al compás de los resultados de la investigación. ¿Por dónde debes empezar? Mi sugerencia es que después de que lleves algún tiempo investigando prepares un borrador -y subrayo borrador– del índice y de la introducción de la tesis doctoral. Entiendo la postura de aquellos que defiende que la introducción se debe realizar al final pero, en mi opinión, es recomendable contar con la introducción (borrador) desde principio. Ello no está reñido con la idea, que la comparto, que quizás lo último que se debe redactar es la introducción, pero la introducción definitiva, que desde luego no tiene por qué coincidir con el borrador. Es más, verás como con el tiempo la acomodarás a los avances de la investigación. Debes ver la introducción como una parte fundamental de tu tesis. En ella debes recoger, entre otras, las siguientes cuestiones. En primer lugar, los motivos que te han conducido a la elección del tema de investigación. Cuáles son los objetivos propuestos. Cuál es la metodología de trabajo que has elegido. Y sobre todo, cuál es tu hipótesis de trabajo. También, debes incorporar un resumen del contenido de la tesis. Por supuesto, que puedes incluir otros temas que consideres de interés. Por lo que respecta al índice, no escatimes el tiempo que sea necesario para elaborar un buen índice. ¡Fundamental! Te ayudará un montón. Cuanto antes lo realices mejor. Esta etapa es esencial.

En cuanto al estilo de redacción -y este aspecto no ofrece dudas- debes decantarte por una redacción y un lenguaje sencillo, claro y preciso. ¡Por favor, nada de redundancias! Es decir, busca un lenguaje y un estilo de redacción que llegue con facilidad al lector, es decir, que sin grandes esfuerzos entienda las ideas que queremos transmitir. ¡Ojo! Eso no quiere decir que le trates como un ignorante. Así, pues, debes mostrar, no lo olvides, unas buenas cualidades comunicativas. Para facilitar la comprensión de los temas creo que debes introducir, cuando sea necesario y dentro de unos límites, ejemplos que los clarifiquen.

Es preferibles que decidas desde el principio todas las cuestiones formales referidas al texto de la tesis: tipo de letra, tamaño, márgenes, etc. Los cambios que realices a posteriori, de verdad, son una incomodidad y una pérdida importante de tiempo ¡y no estás para perder el tiempo!

Aunque creo que es una sugerencia innecesaria, por obvia, presta atención a tomar todas las medidas necesarias para no perder el trabajo realizado.

7.- PRESENTACIÓN

Un aspecto importante, aunque sea secundario importante, es la presentación de la tesis doctoral. En todo caso, debes acomodarte a las formalidades que exige cada Universidad. Estas formalidades, normalmente, las vas a encontrar publicadas en su página web. Por lo que respecta a su impresión y encuadernación, te sugiero que antes de que tomes una decisión al respecto veas algunas tesis para comparar diferentes estilos y actúes en consecuencia. No lo olvides, la presentación es importante y es un reflejo de tu personalidad. De verdad, no cuesta nada que dediques un tiempo a diseñar la presentación de la tesis. Así, te sugiero que hagas diferentes pruebas y elijas la que más te convenza. No estaría mal que solicites la ayuda de alguna persona cercana que cuente con un buen gusto estético.

8.-ÚLTIMO CONSEJO, IMPRESCINDIBLE

Para finalizar, una última recomendación: confía y sigue los consejos de tu director de tesis.

Enlace a (4) Pasos en la elaboración de la tesis

Dr. Julián Benavente Cuesta

Defendió su tesis el 26 de  octubre de 2012 en la Facultad de Derecho de la UNED

Enlace a (4): pasos en la elaboración de la tesis

13 thoughts on “Julián Benavente: Cómo superar la tesis – Ideas para la elaboración de una tesis doctoral (3)

  1. Me han encantado tus recomendaciones. Desde ahora van a ser de lectura obligatoria para mis doctorandos. Aunque tus consejos se ven orientados a una tesis de letras son plenamente vigentes para quien va a realizar una tesis de ciencias.
    Una sugerencia: entre los intereses para realizar la tesis doctoral yo también añadiría que te abre las puertas de la docencia universitaria.
    Un abrazo y muchas gracias por plasmar por escrito estas recomendaciones
    Carlos Panizo

  2. Estupenda ayuda para realizar el trabajo de Doctorado y en especial para aclarar lo que se realiza en la investigación formativa o en los trabajos de grado o monografías de pregrado, que se les exige dichos trabajos con la rigurosidad de lo científico sin completar con la profundidad que se debe hacer. es importante también realizar una formación en la Investigación formativa para exigir a los estudiantes este aspecto.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s