C 443/11 (Jeltes, Peeters & Arnold): Social security for migrant workers / Seguridad social de los trabajadores migrantes

ECJIn Case C‑443/11: JUDGMENT OF THE COURT (Third Chamber) 11 April 2013: A wholly unemployed frontier worker can obtain unemployment benefit only in his Member State of residence. That rule applies even where the worker has maintained particularly close links with the State where he was last employed.

En el asunto C‑443/1, SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA (Sala Tercera) de 11 de abril de 2013: un trabajador fronterizo en paro total sólo puede obtener un subsidio de desempleo en su Estado miembro de residencia. Esa misma regla se aplica incluso si el trabajador ha conservado vínculos particularmente estrechos con el Estado de su último empleo.

Topics. Social security for migrant workers – Article 45 TFEU – Regulation (EEC) No 1408/71 – Article 71 – Wholly unemployed atypical frontier workers who have maintained personal and business links in the Member State of last employment – Regulation (EC) No 883/2004 – Article 65 – Right to benefit in the Member State of residence  / Seguridad social de los trabajadores migrantes – Artículo 45 TFUE – Reglamento (CEE) nº 1408/71 – Artículo 71 – Trabajador fronterizo atípico en situación de paro total que ha conservado vínculos personales y profesionales en el Estado miembro del último empleo – Reglamento (CE) nº 883/2004 – Artículo 65 – Derecho a prestación en el Estado miembro de residencia

This request for a preliminary ruling concerns the interpretation of Articles 65 and 87(8) of regulation (EC) No 883/2004 of the European Parliament and of the Council of 29 April 2004 on the coordination of social security systems (OJ 2004 L 166, p. 1) as amended by Regulation (EC) No 988/2009 of the European Parliament and of the Council of 16 September 2009 (OJ 2009 L 284, p. 43) (‘Regulation No 883/2004’) and of Article 45 TFEU and Article 7(2) of Council Regulation (EEC) No 1612/68 on freedom of movement for workers within the Community (OJ, English Special Edition 1968(II), p. 475).  The request has been made in proceedings between Mr Jeltes, Ms Peeters and Mr Arnold, on the one hand, and the Raad van bestuur van het Uitvoeringsinstituut werknemersverzekeringen, on the other hand, concerning its rejection of their applications to obtain or maintain benefits under the Law on unemployment (Werkloosheidswet; ‘the WW’).

The Court (Third Chamber) hereby rules: 1. After the entry into force of Regulation (EC) No 883/2004 of the European Parliament and of the Council of 29 April 2004 on the coordination of social security systems, as amended by Regulation (EC) No 988/2009 of the European Parliament and of the Council of 16 September 2009, the provisions of Article 65 of Regulation No 883/2004 are not to be interpreted in the light of the judgment of the Court of Justice of 12 June 1986 in Case 1/85 Miethe. With regard to a wholly unemployed frontier worker who has maintained close personal and business links with the Member State where he was last employed of such a kind that his prospects of reintegration into working life are greatest in that State, Article 65 of Regulation No 883/2004 must be understood as allowing such a worker to make himself available as a supplementary step to the employment services of that State, not with a view to obtaining unemployment benefit in that State but only in order to receive assistance there in finding new employment. 2.The rules on the freedom of movement for workers, contained in particular in Article 45 TFEU, must be interpreted as not precluding the Member State where the person was last employed from refusing, in accordance with its national law, to grant unemployment benefit to a wholly unemployed frontier worker whose prospects of reintegration into working life are best in that Member State, on the ground that he does not reside in its territory, since, in accordance with Article 65 of Regulation No 883/2004, as amended by Regulation No 988/2009, the applicable legislation is that of the Member State of residence. 3. The provisions of Article 87(8) of Regulation No 883/2004, as amended by Regulation No 988/2009, should be applied to wholly unemployed frontier workers who, taking into account the links they have maintained in the Member State where they were last employed, receive unemployment benefit from that Member State on the basis of its legislation, pursuant to Article 71 of Council Regulation (EEC) No 1408/71 of 14 June 1971 on the application of social security schemes to employed persons, to self-employed persons and to members of their families moving within the Community as amended and updated by Council Regulation (EC) No 118/97 of 2 December 1996 (OJ 1997 L 28, p. 1), as amended by Regulation (EC) No 592/2008 of the European Parliament and of the Council of 17 June 2008.

The concept of ‘unchanged situation’ within the meaning of Article 87(8) of Regulation No 883/2004 as amended by Regulation No 988/2009 must be assessed in the light of national social security legislation. It is for the national court to establish whether workers such as Ms Peeters and Mr Arnold satisfy the conditions provided for in that legislation in order to be able to claim resumption of payment of the unemployment benefit which was paid to them under that legislation, in accordance with Article 71 of Regulation No 1408/71 as amended and updated by Regulation No 118/97, as amended by Regulation No 592/2008.

Reference: CJE/13/39

Hechos del caso. El Sr. Jeltes, la Sra. Peeters y el Sr. Arnold son trabajadores fronterizos de nacionalidad neerlandesa, que trabajaron en los Países Bajos pero residían, los dos primeros, en Bélgica, y el tercero, en Alemania. Todos ellos conservaron vínculos particularmente estrechos con los Países Bajos. El Sr. Jeltes se encontró en situación de desempleo desde 2010, es decir tras la entrada en vigor del Reglamento europeo. Solicitó que se le concediera un subsidio de desempleo de las autoridades neerlandesas, pero éstas desestimaron su solicitud basándose en el Reglamento. La Sra. Peeters y el Sr. Arnold perdieron sus respectivos empleos antes de la entrada en vigor del nuevo Reglamento, y percibieron subsidios de desempleo concedidos por las autoridades neerlandesas. Ambos volvieron a encontrar empleo tras la entrada en vigor de dicho Reglamento, antes de volverse a encontrar en paro. Las autoridades neerlandesas se negaron a continuar pagando dichas prestaciones, basándose en la entrada en vigor del citado Reglamento. Las tres personas mencionadas interpusieron sendos recursos ante el Rechtbank Amsterdam (Tribunal de Ámsterdam, Países Bajos), que pregunta al Tribunal de Justicia acerca de la interpretación del nuevo Reglamento. En efecto, al amparo del régimen existente bajo el antiguo Reglamento, el Tribunal de Justicia consideró 3 que un trabajador fronterizo atípico, en el sentido de que ha conservado vínculos personales y profesionales particularmente estrechos en el Estado miembro de su último empleo, dispone de mejores oportunidades de reinserción profesional en dicho Estado. Por tanto, puede elegir el Estado miembro en el que se pone a disposición de los servicios de empleo y del que percibe una prestación de desempleo.

Comentario. El Reglamento nº 883/2004, de 29 de abril de 2004, sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social en vigor desde el 31 de octubre de 2009) que reemplaza al antiguo Reglamento de 1971 (Reglamento nº 1408/71 de 14 de junio de 1971, relativo a la aplicación de los regímenes de seguridad social a los trabajadores por cuenta ajena y a sus familias que se desplazan dentro de la Comunidad coordina los sistemas nacionales de seguridad social en la Unión Europea por lo que respecta, en particular, a los trabajadores fronterizos y dispone que los trabajadores fronterizos que se encuentren en paro total se pondrán a disposición del servicio de empleo de su país de residencia. Con carácter complementario podrán ponerse a disposición de los servicios de empleo del país en que trabajaron por última vez. El nuevo Reglamento establece asimismo una cláusula transitoria relativa a las normas generales de determinación de la normativa aplicable, que no obstante no se refiere de modo explícito a las disposiciones particulares sobre los subsidios de desempleo.

En su sentencia, el Tribunal de Justicia señala que las disposiciones del nuevo Reglamento no deben interpretarse a la luz de su jurisprudencia anterior. Considera que la falta de mención expresa de la facultad de obtener subsidios de desempleo del Estado miembro del último empleo refleja la voluntad deliberada del legislador de limitar la toma en consideración de la anterior jurisprudencia del Tribunal de Justicia. En consecuencia, estima que la regla relativa a la concesión de subsidios de desempleo por el Estado miembro de residencia se aplica incluso respecto de trabajadores fronterizos en paro total que han conservado vínculos particularmente estrechos con el Estado de su último empleo. La posibilidad de ponerse de manera complementaria a la disposición de los servicios de empleo de dicho Estado no se refiere a la obtención de los subsidios de desempleo de ese último, sino únicamente a la utilización de sus servicios de reciclaje.

Respecto de la libre circulación de los trabajadores, el Tribunal de Justicia señala que el Tratado FUE obliga a coordinar y no a armonizar los sistemas de seguridad social nacionales. A este respecto, el Tribunal de Justicia considera que las normas relativas a la libre circulación de los trabajadores deben interpretarse en el sentido de que no se oponen a que el Estado miembro del último empleo se niegue, con arreglo a su normativa nacional, a conceder a un trabajador fronterizo que se encuentra en paro total, y que dispone en ese Estado miembro de mejores oportunidades de reinserción profesional, los subsidios de desempleo, basándose en que no reside en su territorio, dado que según las disposiciones del Reglamento la normativa aplicable es la del Estado miembro de residencia.

No obstante, el Tribunal de Justicia considera que la falta de una disposición transitoria aplicable a los trabajadores que se encuentran en las circunstancias de la Sra. Peeters y el Sr. Arnold, constituye una laguna producida en el curso del proceso legislativo. Por lo tanto, el dispositivo transitorio del Reglamento debe aplicarse también a los trabajadores fronterizos que se encuentren en paro total que, habida cuenta de los vínculos que han mantenido en el Estado miembro de su último empleo, perciben de éste subsidios de desempleo sobre la base de la normativa de ese Estado miembro mientras se mantenga la situación que prevaleció. Este concepto de «situación que se mantiene», en el sentido de la disposición transitoria del Reglamento, debe apreciarse con respecto a la normativa nacional en materia de seguridad social. Corresponde al órgano jurisdiccional nacional comprobar si los trabajadores en las circunstancias de la Sra. Peeters y el Sr. Arnold cumplen los requisitos previstos por dicha normativa para poder solicitar que se vuelvan a abonar los subsidios de desempleo.

En consecuencia, el Tribunal de Justicia afirma que un trabajador fronterizo en paro total únicamente puede solicitar un subsidio de desempleo en su Estado de residencia, salvo cuando le sea aplicable el régimen transitorio del Reglamento de 2004.

Fuente: Comunicado nº 39/13.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s