ECJ C-356/11 y C-357/11 (O y S): De nuevo sobre el Derecho a la reagrupación familiar/ Right to family reunification.

family-65678_640JUDGMENT OF THE COURT (Second Chamber) 6 December 2012

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA de 6 de diciembre de 2012, en los Asuntos acumulados C‑356/11 y C‑357/11 (O y S)

Trending topics: Citizenship of the Union – Article 20 TFEU − Directive 2003/86/EC − Right to family reunification − Union citizens who are minor children living with their mothers, who are third country nationals, in the territory of the Member State of which the children are nationals – Permanent right of residence in that Member State of the mothers who have been granted sole custody of the Union citizens – Change in composition of the families following the mothers’ remarriage to third country nationals and the birth of children of those marriages who are also third country nationals – Applications for family reunification in the Member State of origin of the Union citizens – Refusal of the right of residence to the new spouses on the ground of lack of sufficient resources – Right to respect for family life – Taking into consideration of the children’s best interests)

Ciudadanía de la Unión – Artículo 20 TFUE − Directiva 2003/86/CE − Derecho a la reagrupación familiar − Ciudadanos de la Unión de corta edad que residen con sus madres, nacionales de terceros países, en el territorio del Estado miembro del que dichos menores tienen la nacionalidad − Derecho de residencia permanente en ese Estado miembro de las madres a las que se ha concedido la guarda y custodia exclusiva de los ciudadanos de la Unión − Reconstitución de las familias a raíz de un nuevo matrimonio de las madres con nacionales de terceros países y del nacimiento de hijos, también nacionales de terceros países, fruto de dichos matrimonios − Solicitudes de reagrupación familiar en el Estado miembro de origen de los ciudadanos de la Unión − Denegación del derecho de residencia a los nuevos cónyuges debido a la falta de recursos suficientes − Derecho al respeto de la vida familiar − Toma en consideración del interés superior del menor.

Ruling.-  Article 20 TFEU must be interpreted as not precluding a Member State from refusing to grant a third country national a residence permit on the basis of family reunification where that national seeks to reside with his spouse, who is also a third country national and resides lawfully in that Member State and is the mother of a child from a previous marriage who is a Union citizen, and with the child of their own marriage, who is also a third country national, provided that such a refusal does not entail, for the Union citizen concerned, the denial of the genuine enjoyment of the substance of the rights conferred by the status of citizen of the Union, that being for the referring court to ascertain.

Applications for residence permits on the basis of family reunification such as those at issue in the main proceedings are covered by Council Directive 2003/86/EC of 22 September 2003 on the right to family reunification. Article 7(1)(c) of that directive must be interpreted as meaning that, while Member States have the faculty of requiring proof that the sponsor has stable and regular resources which are sufficient to maintain himself and the members of his family, that faculty must be exercised in the light of Articles 7 and 24(2) and (3) of the Charter of Fundamental Rights of the European Union, which require the Member States to examine applications for family reunification in the interests of the children concerned and also with a view to promoting family life, and avoiding any undermining of the objective and the effectiveness of that directive. It is for the referring court to ascertain whether the decisions refusing residence permits at issue in the main proceedings were taken in compliance with those requirements.

Fallo: “El artículo 20 TFUE debe interpretarse en el sentido de que no se opone a que un Estado miembro deniegue al nacional de un tercer país un permiso de residencia solicitado al amparo de la reagrupación familiar, cuando dicho nacional pretende residir con su cónyuge, también nacional de un tercer país legalmente residente en dicho Estado miembro y madre de un hijo, fruto de un primer matrimonio y que es ciudadano de la Unión, y con el hijo fruto de su propia unión, también nacional de un tercer país, siempre que tal negativa no provoque, para el ciudadano de la Unión afectado, la privación del disfrute efectivo del contenido esencial de los derechos conferidos por el estatuto de ciudadano de la Unión, lo que corresponde comprobar al órgano jurisdiccional remitente.

Las solicitudes de permisos de residencia formuladas al amparo de la reagrupación familiar como las examinadas en los litigios principales están comprendidas en el ámbito de aplicación de la Directiva 2003/86/CE del Consejo, de 22 de septiembre de 2003, sobre el derecho a la reagrupación familiar. El artículo 7, apartado 1, letra c), de ésta debe interpretarse en el sentido de que, si bien los Estados miembros tienen la facultad de exigir que se acredite que el reagrupante dispone de recursos fijos y regulares suficientes para su propia manutención y la de los miembros de su familia, dicha facultad debe ejercerse a la luz de los artículos 7 y 24, apartados 2 y 3, de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que obligan a los Estados miembros a examinar las solicitudes de reagrupación familiar en interés de los menores afectados y procurando también favorecer la vida familiar, así como evitando menoscabar tanto el objetivo de la citada Directiva, como su efecto útil. Corresponde al órgano jurisdiccional remitente comprobar si las decisiones denegatorias del permiso de residencia de que se trata en los litigios principales se adoptaron cumpliendo estas exigencias.”

Comentario.- El Tribunal de justicia ha confirmado en esta importante sentencia el alcance del concepto de familia que contempla la Directiva 2003/86. Pone de relieve que el objetivo perseguido por la Directiva 2003/86, que es favorecer la reagrupación familiar (sentencia de 4 de marzo de 2010, Chakroun, C‑578/08, Rec. p. I‑1839, apartado 43), y de la protección que pretende conceder a los nacionales de terceros países, en particular, a los menores, no puede excluirse la aplicación de dicha Directiva por el mero hecho de que uno de los progenitores de un menor, nacional de un tercer país, sea también progenitor de un ciudadano de la Unión, fruto de un primer matrimonio. Desde esta perspectiva, el Tribunal analiza las obligaciones que la Directiva impone Estados miembros en su artículo 4.1 (autorizar la reagrupación familiar de algunos miembros de la familia del reagrupante), sin perjuicio de la facultad de que disponen para exigir determinada pruebas (recursos fijos y regulares para la propia manutención y la de sus familiares sin recurrir al sistema de asistencia social del Estado miembro de acogida (art. 7.1.c) y evaluación de los recursos en función de su naturaleza y regularidad.  Por otro lado, el margen de apreciación reconocido a los Estados miembros no puede utilizarse  manera que menoscabe el objetivo de la Directiva, ni su efecto útil. Para el Tribunal, siguiendo las Conclusiones del Abogado General, en un caso con el presente, los artículos 7 y 24 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, pese a que hacen hincapié en la importancia que tiene para los niños la vida familiar, no pueden interpretarse en el sentido de que priven a los Estados miembros del margen de apreciación de que disponen al examinar las solicitudes de reagrupación familiar. En suma,  incumbe a las autoridades nacionales competentes, al aplicar la Directiva 2003/86 y al examinar las solicitudes de reagrupación familiar, proceder a una apreciación equilibrada y razonable de todos los intereses en juego, teniendo en cuenta especialmente los de los menores afectados.

Véase nuestro Comentario a las Conclusiones del Abogado General en el Post de 16 de octubre de 2012 (Right to family reunification: scope and limits of the Ruiz Zambrano doctrine – Alcance y límites de los principios establecidos en la sentencia Ruiz Zambrano)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s