A student hits the nail on the head: case-law is essential in teaching law – Una estudiante pone el dedo en la llaga: la importancia de la jurisprudencia en la enseñanza del Derecho

Ann, student of law at the Spanish open University explain her passionate views on the relevance of case-law for students and professors.

Summary: “When in a legal system traditionally based on civil law evolves and becomes a hybrid system, assuming elements from common law professors have to rethink their whole legal subject. They can not turn their back to reality. Jurisprudence is as relevant as a genuine legal source. The release of the alleged Chinesse Mafia boss “Gao Ping” in Spain took place through a judgment, not through a law. Some professors should remove the bandage that prevents them from seeing reality and have the necessary courage to to understand the world. Only in this way they would be able to teach. If they are not willing to fight then they hang up their boxing gloves and go away from the teaching ring”.

Many thanks for your convincing words, Ann.

Ann, estudiante de Derecho de la UNED nos presenta una apasionada defensa de la importancia de la jurisprudencia en la enseñanza del Derecho.

Resumen: “Cuando en un Estado el sistema jurídico basado en la “civil law” cambia y se transforma en un sistema hibrido por la irrupción de la “common law” (de uso común en la UE) hay que actualizar todo el sistema. Los docentes no pueden seguir dando la espalda a la realidad. Deben asumir la jurisprudencia como parte de las fuentes del derecho sin menospreciarla. Esa novedad es real, tan real como la excarcelación del presunto jefe de la Mafia China “Gao Ping” en España gracias a una sentencia y no a una ley. Por lo que no basta con considerar la jurisprudencia solo como una herramienta, es una nueva forma del derecho que produce efectos y que nadie, ni tan solo los docentes, conocen y controlan.  Deben quitar esa venda que les impide ver la realidad porque de seguir así, echarán por el suelo todo el esfuerzo de sus alumnos. Ser docente es ser valiente y  querer entender y aprender el mundo para enseñarlo a otros. Si no están dispuestos a luchar entonces cuelguen sus guantes y márchense del ring porque necesitamos a alguien que nos enseñe este nuevo código”.

Texto completo: 

“Para mí, que llevo alguna intensa experiencia en cursos de Derecho Comparado en la Unión Europea, me resulta evidente que la jurisprudencia alcanzará cuotas de inusitada importancia en nuestros sistemas jurídicos. Esto es evidente con un solo vistazo al poderoso proyecto de unificación del Derecho que se está gestando en el seno de la Unión y del mismo modo es incuestionable si observamos la experiencia que vivimos con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea  y sus sentencias.

Confirmamos pues que tenemos una herramienta nueva, la jurisprudencia.

Inexorablemente habrá que introducirla en la docencia. Los alumnos apreciamos sus intentos y vemos con asombro que las dudas que paralizan al mundo profesional del Derecho (de los Tribunales, los Magistrados, los Letrados, etc..) afectan de pleno al mundo de la Docencia. Es decir lo que podría ser una apuesta más, una herramienta más para conocer y establecer líneas de pensamiento y de saber en las mentes de sus pupilos, se convierte en un convulso dato dejado caer en algunos manuales y, a falta de manuales valientes que se atreven a integrarlo con decisión, en experimento extravagante de un profesor presencial ante sus alumnos, reforzado por su libertad de cátedra con la que se habrá de escudar por las críticas de mentes fosilizadas.

 Ustedes los docentes deben normalizar una herramienta clara de trabajo como la jurisprudencia. Yo, como alumna, deseo verles apostar por la jurisprudencia con el corazón henchido de valor y dando un paso adelante. Darle un papel claro como herramienta didáctica y no como simple dato adjunto, un tanto descontrolado, en un manual donde llega a molestar en el estudio al alumno que no entiende dónde ha de ubicar la jurisprudencia excesiva que le sorprende sin saber cómo darle un uso eficiente en la lección.

Esta situación desacompasada se produce porque no han otorgado un valor claro “ab initio” a la jurisprudencia. Esto es verdaderamente importante. Deben creer en ella firmemente para que sepan cómo enseñarla. La jurisprudencia, avance o no, ya tiene un importante peso. ¡Enséñennos!

 Si quieren hacernos reflexionar sobre la jurisprudencia tendrán que hacer dinámicas sus mentes y moverse con nosotros. La jurisprudencia es todo lo contrario a lo estático. No basta con dejarla caer en un manual porque la jurisprudencia es una respuesta legal que no se ajusta  a las normas sino a la interpretación de las mismas.

 ¿Quieren introducir la jurisprudencia? ¿Se han preocupado de enseñarnos las fuentes de información donde poder investigarla? ¿Nos han enseñado a analizarla? ¿Nos han enseñado a buscar cómo reclamar la aplicación de la misma de un modo dinámico o a intentar que no se aplique a un ficticio caso del que somos los letrados? ¿Verdaderamente creen que con citarla basta?

¿Se han formado ustedes aunque sea mínimamente con el sistema de “common law”? ¿Tienen idea de qué jurisprudencia es histórica y si está sistematizada? ¿Están verdaderamente para recibir el “derecho híbrido” que viene?

 Y con todo ello es necesario que impliquen a sus alumnos con ejercicios prácticos en este sentido, incluso en el mismo manual si lo desean. Lo más efectivo a nivel docente es que se proponga el trabajo de investigación de las sentencias de referencia en cada tema desde el equipo docente. ¿Por qué? Porque algo que angustia al alumno es estudiar leyes que se modifican a cada día ya que a veces nos examinamos de contenidos derogados… Por lo que, teniendo un elemento dinámico como el de la jurisprudencia, obligarlo a  memorizar, como la teoría de la materia supuestamente invariable, es aún más angustioso porque sabemos que podríamos encontrar una sentencia que contradiga. Por ello necesitamos que nos enseñen a usar la jurisprudencia activamente, a movernos entre las sentencias con comodidad y a justificar su uso cuando el mismo sea la solución al ejercicio que se nos solicita. Además la UNED, como otras universidades a distancia, goza de una herramienta de la que disponen los alumnos por defecto con la que de modo exclusivo podrán alcanzar un alto manejo del necesario conocimiento de la Jurisprudencia y de sus fuentes: Internet.

 Si ustedes agilizan y seleccionan tanto el objeto de conocimiento, como la forma en que debemos usarlo y aplicarlo, estarán avanzándose a los tiempos que vendrán y darán a sus alumnos no una pesadilla para llevar a un examen sino auténtica docencia viva y vibrante que no resta en absoluto a la teoría sempiterna y sin embargo suma y complementa como dos cuerpos que encajan.

Señores profesores  van a tener que resucitar y saltar a la trinchera de la actualidad con las herramientas de la docencia si quieren que su trabajo tenga sentido y, en honor al tiempo que le dedican, que su vida lo tenga del mismo modo. Nosotros estamos dispuestos a iniciar el camino con sus mentes como guías ¿están sus mentes dispuestas a caminar?”.

Muchas gracias por estas interesantes reflexiones, Ann.

2 thoughts on “A student hits the nail on the head: case-law is essential in teaching law – Una estudiante pone el dedo en la llaga: la importancia de la jurisprudencia en la enseñanza del Derecho

  1. The article stresses some of the main themes of the two courses I’m teaching this semester. Not surprisingly, Oliver Wendell Holmes said it best: the immortal fourth sentence of his book THE COMMON LAW states, “The life of the law has not been logic, it has been experience.” He was, of course, referring to the common law, i.e., the law that is created by judges when they adjudicate actual cases and disputes between live parties.

    Thus, it was just this week that I stressed to my Antitrust students that American antitrust law, most of which is created by the U.S. Supreme Court, is a living, breathing, organic creature, changing and adopting to new economic, political, and social theories even while it strives to remain — to some extent, at least — faithful to the old precedents. I stressed the “economics” is in reality only a short-hand way of saying “political economy,” with the emphasis on the word “political,” which means that economic theories come and go much as the wind listeth and bloweth. As a result, antitrust law evolves as the entire corpus of the common law evolves, but it also evolves and changes because economic theories wax and wane, much like the phases of the moon.

    Good lawyering begins in the law schools. The habits of thought and analysis that my teachers gave me in law school have stood me in good stead throughout my career at the bar. If I bring nothing else to the classes I present, I want my students to leave knowing that, as scholarly and exacting as law is, it is also deeply practical and deeply humane, and that it is a flawed system for achieving some rough sort of justice because, inter alia, it relies on fallible and flawed human beings. But as long as we do not live in a world of cyborgs and droids, our reliance on a corpus of jurisprudence that (at least in the case of Anglo-American law) is centuries old constitutes the best bulwark we have against arbitrary and unjust conduct.

    There is great wisdom in the common law, which after all is a system that goes back to medieval times in England (King John I was compelled to acknowledge the Magna Charta in the year 1215), and a system that over the centuries has accumulated an immense amount of wisdom and flexibility. There are corrupt judges, and stupid judges, and tricky lawyers whose job is to bamboozle the courts. But by and large the courts — at least the American courts — do a reasonable job of handing down reasonably fair and impartial rulings, at least most of the time, and thereby encourage the populace to continue to trust (broadly speaking) the legal system, which represents predictability, continuity, and stability in a tumultuous and often chaotic world.

    (ADJUNCT) PROFESSOR SAMUEL R. SIMON
    RUTGERS UNIVERSITY SCHOOL OF LAW – CAMDEN
    UNIVERSITY OF MARYLAND SCHOOL OF LAW
    U.S.A.
    samuel.simon@srsimon.com
    November 28, 2012

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s