ECJ C- 245/11/ Regulation (EC) No 343/2003 Determining the Member State responsible for examining an asylum Determinación del Estado miembro responsable del examen de una solicitud de asilo

Asunto C‑245/11: Judgment of the Court 6 November 2012 / Sentencia del Tribunal de Justicia de 6 de noviembre de 2012

Trending topics:

Regulation (EC) No 343/2003 – Determining the Member State responsible for examining an asylum application lodged in one of the Member States by a third‑country national – Humanitarian clause – Article 15 of that regulation –Obligation on that Member State, which is not responsible according to the criteria laid down in Chapter III of that regulation, to examine the application for asylum made by that asylum seeker – Conditions)

«Reglamento (CE) nº 343/2003 – Determinación del Estado miembro responsable del examen de una solicitud de asilo presentada en uno de los Estados miembros por un nacional de un tercer país – Cláusula humanitaria – Artículo 15 de dicho Reglamento. Obligación de ese Estado miembro, que no es responsable en virtud de los criterios establecidos en el capítulo III del referido Reglamento, de examinar la solicitud de asilo presentada por dicho solicitante de asilo – Requisitos»

*****

 This reference for a preliminary ruling concerns the interpretation, first, of Article 15 of Council Regulation (EC) No 343/2003 of 18 February 2003 establishing the criteria and mechanisms for determining the Member State responsible for examining an asylum application lodged in one of the Member States by a third‑country national (OJ 2003 L 50, p. 1) and, second, Article 3(2) of that regulation. The reference has been made in the context of proceedings between K, a national of a third country, and the Bundesasylamt (Federal Office for Asylum) in relation to the Bundesasylamt’s rejection of the application for asylum brought by the applicant in the main proceedings in Austria, on the ground that the Republic of Poland is the Member State responsible for examining the application for asylum.

The dispute in the main proceedings and the questions referred for a preliminary ruling. K entered Poland irregularly via a third country and, in March 2008, made her first application for asylum there. Without awaiting the conclusion of the examination of that application for asylum, she subsequently left Polish territory and entered Austria irregularly, where she rejoined one of her adult sons who already enjoys refugee status there along with his spouse and their three minor children. In April 2008, K lodged a second application for asylum in Austria. According to the Asylgerichtshof, it is proved that K’s daughter-in-law is dependent on K because the daughter-in-law has a new-born baby and suffers from a serious illness and handicap following a serious and traumatic occurrence which took place in a third country. If what happened were to become known, the daughter-in-law would risk violent treatment at the hands of male members of the family, on account of cultural traditions seeking to re-establish family honour. Since K rejoined her daughter-in-law in Austria, she has become her confidante and closest friend, not only on the basis of family ties but also because she has appropriate professional experience. Taking the view that the Republic of Poland is responsible for examining the application for asylum lodged by K, the Austrian authorities requested that Member State to take K back. Replying to that request, the Polish authorities, without making a request to the Austrian authorities with a view to taking charge of K on the basis of Article 15 of Regulation No 343/2003, agreed to take her back in accordance with Article 16(1)(c) of Regulation No 343/2003. In those circumstances, by decision of 16 July 2008, the Bundesasylamt rejected K’s application for asylum, made by her in Austria, on the ground that the Member State responsible for examining that application is the Republic of Poland. K appealed against that decision to the Asylgerichtshof. Basing itself on the finding that the Republic of Poland is, in principle, responsible for examining K’s application for asylum, because it was that Member State’s border that she first crossed irregularly having come from a third State, that court considers in fact that, in a situation such as that in the case before it, the application of Article 15 of Regulation No 343/2003, or even Article 3(2) thereof, should be taken into consideration. Applying either of those provisions would lead to the Republic of Austria being responsible for examining that application for asylum. The Asylgerichtshof also considers that, as a lex specialis, Article 15 of Regulation No 343/2003 takes precedence over the general rules laid down in Articles 6 to 14 of that regulation. According to the Asylgerichtshof, the application of Article 3(2) of Regulation No 343/2003 is subsidiary to the application of Article 15 thereof, with the result that the Republic of Austria should exercise its right, of its own motion, to take responsibility for examining the application for asylum on the humanitarian grounds set out in Article 15. Finally, it is apparent from the referring court’s discussion of the interpretation of Article 15 of Regulation No 343/2003 that it takes the view that, in circumstances such as those of the case before it, the possible application of Article 15(2) of Regulation No 343/2003 should be examined before the question whether Article 15(1) of the regulation can apply in the alternative.

Ruling: In circumstances such as those in the main proceedings, Article 15(2) of Council Regulation (EC) No 343/2003 of 18 February 2003 establishing the criteria and mechanisms for determining the Member State responsible for examining an asylum application lodged in one of the Member States by a third‑country national must be interpreted as meaning that a Member State which is not responsible for examining an application for asylum pursuant to the criteria laid down in Chapter III of that regulation becomes so responsible. It is for the Member State which has become the responsible Member State within the meaning of that regulation to assume the obligations which go along with that responsibility. It must inform in that respect the Member State previously responsible. This interpretation of Article 15(2) also applies where the Member State which was responsible pursuant to the criteria laid down in Chapter III of Regulation No 343/2003 did not make a request in that regard in accordance with the second sentence of Article 15(1) of that regulation.

****

La presente petición de decisión prejudicial del Asylgerichtshof austriaco (Tribunal de asilo) se refiere a la interpretación del Reglamento (CE) nº 343/2003 del Consejo, de 18 de febrero de 2003, por el que se establecen los criterios y mecanismos de determinación del Estado miembro responsable del examen de una solicitud de asilo presentada en uno de los Estados miembros por un nacional de un tercer país.  Con su primera cuestión prejudicial, el órgano jurisdiccional remitente desea saber, en esencia, si al aplicar la «cláusula humanitaria» establecida en el artículo 15 del Reglamento nº 343/2003 un Estado miembro puede estar obligado a examinar una solicitud de asilo aun sin la correspondiente petición del Estado miembro responsable con arreglo a la norma general, en lugar de éste, si en el primer Estado miembro los miembros de la familia necesitados dependen de la asistencia del solicitante de asilo. Con su segunda cuestión prejudicial, el órgano jurisdiccional remitente pregunta si, con arreglo al artículo 3, apartado 2, del Reglamento nº 343/2003, puede originarse una obligación de entrar a examinar una solicitud de asilo por parte de un Estado miembro en principio no responsable en el caso de que la competencia de otro Estado miembro que en sí se deriva del Reglamento dé lugar a una vulneración de los artículos 3 u 8 del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (en lo sucesivo, «CEDH») o de los artículos 4 o 7 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (en lo sucesivo, «Carta»). Por otro lado, el órgano jurisdiccional remitente desea saber cómo se ha de tener en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (en lo sucesivo, «TEDH») a este respecto (Conclusiones Abogado General, SRA. VERICA TRSTENJAK)

Litigio principal y cuestiones prejudiciales.– K entró de manera irregular en Polonia, procedente de un tercer país, y presentó allí, en marzo de 2008, una primera solicitud de asilo.  Sin esperar a que finalizase el examen de dicha solicitud de asilo, abandonó a continuación el territorio polaco y entró de forma irregular en Austria, donde se reunió con uno de sus hijos mayores de edad, quien disfrutaba ya allí del estatuto de refugiado junto a su esposa y a sus tres hijos menores de edad. En abril de 2008, K presentó en Austria una segunda solicitud de asilo. Según el Asylgerichtshof, ha quedado acreditado que la nuera de K se encuentra en una situación de dependencia respecto a ella debido al nacimiento reciente de un hijo así como a la grave enfermedad y a la minusvalía importante que sufre a raíz de un acontecimiento traumático serio ocurrido en un tercer país. Si este suceso llegase a descubrirse, la nuera estaría en peligro de sufrir graves malos tratos por parte de los miembros masculinos de su entorno familiar, debido a tradiciones culturales que pretenden restablecer el honor de la familia. Desde que K ha vuelto a encontrarse con su nuera en Austria es su consejera y su amiga más íntima, debido no sólo a los vínculos familiares que las unen sino también al hecho de que K posee la experiencia profesional adecuada. Al considerar que la República de Polonia es responsable del examen de la solicitud de asilo presentada por K, las autoridades austriacas pidieron a dicho Estado miembro que la readmitiese. En respuesta a dicha petición, las autoridades polacas, sin pedir a las autoridades austriacas que se hiciesen cargo de K con arreglo al artículo 15 del Reglamento nº 343/2003, aceptaron readmitirla conforme al artículo 16, apartado 1, letra c), de ese mismo Reglamento. En estas circunstancias, mediante resolución de 16 de julio de 2008, el Bundesaylamt denegó la solicitud de asilo presentada por K en Austria debido a que el Estado miembro responsable para pronunciarse sobre dicha solicitud era la República de Polonia. K interpuso ante el Asylgerichtshof un recurso contra esta resolución denegatoria. Basándose en la apreciación de que, en principio, la República de Polonia es competente para pronunciarse sobre la solicitud de asilo de K, dado que fue la frontera de ese Estado miembro la que K atravesó irregularmente en primer lugar procedente de un tercer país, el referido órgano jurisdiccional estima además que, en una situación como ésta de la que conoce, debe tomarse en consideración la posible aplicación del artículo 15 del Reglamento nº 343/2003 o de su artículo 3, apartado 2. Pues bien, la aplicación de una u otra de esas disposiciones daría lugar a que la República de Austria fuese competente para resolver esta solicitud de asilo. Además, el Asylgerichtshof considera que, como lex specialis, el artículo 15 del Reglamento nº 343/2003 prima sobre las reglas generales establecidas en los artículos 6 a 14 de éste. Según el Asylgerichtshof, la aplicación del artículo 3, apartado 2, del Reglamento nº 343/2003 tiene carácter subsidiario respecto a la del artículo 15 de dicho Reglamento, de modo que la República de Austria debería hacer uso de su derecho a asumir de oficio la responsabilidad de examinar la solicitud de asilo por razones humanitarias como las recogidas en ese artículo. Por último, de lo expuesto por el órgano jurisdiccional remitente acerca de la interpretación de dicho artículo 15 se desprende que considera que, en circunstancias como las del litigio del que conoce, debería examinarse la cuestión de la posible aplicación del artículo 15, apartado 2, antes de analizar si el apartado 1 de ese mismo artículo pudiera aplicarse con carácter subsidiario.

Fallo: En circunstancias como las del litigio principal, el artículo 15, apartado 2, del Reglamento (CE) nº 343/2003 del Consejo, de 18 de febrero de 2003 (…) debe interpretarse en el sentido de que un Estado miembro que no es responsable del examen de una solicitud de asilo en virtud de los criterios establecidos en el capítulo III de este Reglamento deviene el Estado miembro responsable. Corresponde al Estado miembro que se ha convertido en Estado miembro responsable en el sentido de ese mismo Reglamento asumir las obligaciones vinculadas a dicha responsabilidad. Informará de ello al Estado miembro anteriormente responsable. Esta interpretación del citado artículo 15, apartado 2, se aplica también cuando el Estado miembro que era responsable en virtud de los criterios establecidos en el capítulo III de dicho Reglamento no haya presentado petición alguna en este sentido con arreglo al apartado 1, segunda frase, de ese mismo artículo.

Comentario. En esta relevante sentencia, el Tribunal interpreta el artículo 15 del Reglamento nº 343/2003 destacando su finalidad humanitaria. Por una parte, entiende que el mero hecho de que la solicitante de asilo no se halle ya en el territorio del «Estado miembro responsable» sino que se encuentre en el territorio del Estado miembro en el que intenta obtener la «reagrupación familiar» invocando razones humanitarias, no puede tener como efecto excluir per se la aplicación del artículo 15, apartado 2, del Reglamento. En efecto, dicho apartado 2 no se refiere únicamente a los supuestos en los que los Estados miembros «agrupan» al solicitante de asilo y a otro miembro de su familia, sino también a aquellos en los que los «mantienen» reunidos, al encontrarse ya las personas en cuestión en el territorio de un Estado miembro distinto de aquél responsable (Considerandos 30-31). El Tribunal puntualiza el concepto de «miembros de la familia» del Reglamento nº 343/2003 pues aunque el núcleo familiar no incluya ni a la nuera ni a los nietos del solicitante de asilo, el artículo 15 de ese mismo Reglamento debe interpretarse en el sentido de que dichas personas están cubiertas por los términos «otro familiar» que figuran en el apartado 2 del referido artículo 15. Las disposiciones imperativas de los artículos 6 a 8 del Reglamento tienen por objeto preservar la unidad de las familias y la cláusula humanitaria del artículo 15 debe poder aplicarse a otras situaciones distintas de aquéllas que son objeto de dichos artículos 6 a 8, aun cuando se refieran a personas no comprendidas en la definición de «miembros de la familia» en el sentido de dicho artículo 2, letra i) (Considerandos 38-40). Como consecuencia de esta interpretación, en situaciones de dependencia como las del caso planteado, aunque las personas interesadas se hallen en el territorio de un Estado miembro distinto de aquél responsable en virtud de los criterios del Reglamento, dicho Estado miembro está «normalmente» obligado a mantener reunidas a esas personas,  siempre que los vínculos familiares existiesen en el país de origen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s