J.M. Tejerizo: Spanish VAT penalties and proportionality principle – Sanciones en el IVA y principio de proporcionalidad

J.M. Tejerizo: Spanish VAT penalties and proportionality principleSanciones en el IVA y principio de proporcionalidad

Taking into account the Ainārs Rēdlihs judgment the correlative penalties regulated in the Spanish tax legislation [Articles 170(3) and 171(3) of the VAT Act] are in accordance with the principle of proportionality. However the Spanish provision must be criticised as far as it takes into account the tax payment.

Many thanks to professor Tejerizo for this contribution to our blog.

A la luz de la sentencia Ainārs Rēdlihs puede llegarse a la conclusión de que las sanciones paralelas previstas por la ley española (artículos 170.3 y 171.3 de la Ley del IVA son conformes con el principio de proporcionalidad.

Según los artículos 170(3) y 171(3) de la Ley del IVA, la repercusión improcedente, por personas que no sean sujetos pasivos, de cuotas tributarias que no hayan sido objeto de ingreso. Se sanciona con multas del 100 por 100 de las cuotas indebidamente repercutidas, con un mínimo de 300 euros por cada factura o documento sustitutivo.

Se trata de un supuesto de escasa trascendencia práctica y que persigue castigar a quien aparece como sujeto pasivo, sin serlo efectivamente, emite una factura y repercute el impuesto, sin tener la facultad de hacerlo. El precepto así entendido resulta plausible porque el supuesto que tipifica no podría ser calificado nunca como infracción de acuerdo con las normas sancionadoras generales de la LGT, puesto que no hay un sujeto que deje de ingresar al Tesoro público una cantidad debida.

Criticable resulta, sin embargo, que se tenga en cuenta para la calificación de la infracción el ingreso o no en el Tesoro, e incluso que se haga referencia al ingreso en plazos reglamentarios. Si el sujeto activo de la infracción lo es por tratarse de una persona que no es empresario o profesional (o no actuar como tal) y aparecer como tal de modo incorrecto, el daño ha sido causado, con independencia de que después se ingrese o no cantidad alguna en el Tesoro, cantidad que en todo caso es indebida. Por tanto, la infracción debería entenderse cometida siempre, con independencia del comportamiento ulterior del sujeto infractor.

Por último, este sujeto pasivo aparente es deudor de la multa impuesta, pero a la vez puede pedir la devolución de la cuota indebidamente ingresada, con independencia de la acción de regreso que pueda utilizar el adquirente de los bienes o servicios.

Muchas gracias al profesor Tejerizo por su colaboración en el blog.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s